viernes, septiembre 28, 2007

A todas las madres y todos los padres que leen este blog

… les recomiendo la compra de este maravilloso libro:

Global_Warming_Cover_big.jpg

The Sky is not falling!
Why It’s OK to Chill About Global Warming

Se lo han presentado hoy a mi hija en la biblioteca de la escuela. Yo ya lo he pedido. En el libro se enseña a los niños que son el ingenio y la capacidad de adaptación del hombre, no el miedo a los cambios, los que garantizan el futuro del planeta.

Imagino que formará parte de la bibliografía propuesta en "Educación para la Ciudadanía", no? Ah, no? Bueno, no importa. Ustedes ya saben donde conseguirlo.

Luis I. Gómez

Desde el exilio

jueves, septiembre 27, 2007

Relativismo y liberalismo. (I)

Por Luis I. Gómez

Interensatísima la discusión surgida alrededor del canibalismo en Red Liberal. Como era de esperar, pronto abandonamos el terreno de lo carnal -nunca mejor dicho- para pasar al de las ideas. Y han surgido varias cuestiones sobre las que me quiero posicionar. Iracundo (el señor Lamas) considera inaceptable -amoral?, antiético?- la defensa del derecho a ser comido (muchos lectores y comentaristas lo confundieron rápidamente con la defensa del derecho a comerse a alguien - nada más erróneo-) por otro y compara el "lassez faire" ancap con la vuelta al feudalismo y la barbarie. Para Linus, corremos el riesgo de caer en el más absoluto de los relativismos morales.

Antes de entrar en la peliaguda materia de la ética, el liberalismo y el relativismo, creo necesario hacer unas cuantas consideraciones.

La primera: yo no soy anarcocapitalista.

La segunda:

El yo absoluto vs. el nosotros absoluto

En estos tiempos en los que la "política" se ha adueñado definitivamente de la bella palabra "social" para blandirla diariamente contra nosotros, atentando de forma dervergonzada y vergonzante contra la libertad y la propiedad de los individuos, lo fácil sería acogerse bajo el slogan "cuanto menos social, más libre" "Social" es lo referido al socio, al prójimo, y encuentra su antítesis en la negación del "otro" y la exaltación exclusiva de lo propio. Tal vez fuera esta una reacción comprensible ante la soberbia de los "políticos", de alguna forma manifestada ya por no pocos con un "déjame tranquilo, ya tengo bastante con lo mío" cada vez que se pretende hablar de "políticas".

Es esta actitud la que caracteriza al "individualismo" como etiqueta ideológica? Supondría semejante reacción de autoexclusión egoísta más libertad?

Sin duda, las proclamas por la libertad van acompañadas casi siempre de la reivindicación de la soberanía individual, de forma que no sería demasiado descabellado asimilar los principios liberales a la actitud de rebeldía descrita más arriba. De hecho, la libertad es reclamada, en primera instancia, allí donde está amenazada (o parece amenazada) por el "otro". El niño experimenta su libertad por medio de su primer "no", su primer "déjame en paz, no quiero ahora!" El liberalismo -con un acento tan claro en la "libertad" que se convierte en ideología - comparte espacio existencial, pues, con el individualismo, donde el "individuo" pone el acento en la exclusividad ideológica.

En realidad estamos utilizando incorrectamente el término ideología, bajo cuyo manto pretendemos elevar a la categoría de absoluto a los ideales. Desde la Ilustración hemos dado la vuelta al sentido etimologíco de la palabra ideología. Ya no hablamos de la "logía" de las ideas e ideales, sino que nos referimos a la percepción monolítica del "logos" desde una idea predeterminada.

En el concepto de individualismo encontramos una "aberración" similar: es preferible hablar de "ciudadanos" que de "individuos". In-dividuo significa indivisible. El individuo es la menor partícula posible de una sociedad. La dinámica de toda sociedad puede ser (es) interpretada mediante la investigación sobre el comportamiento de sus individuos. De nada sirve observar sólo el cerebelo de Fulano y el pulgar derecho de Mengano. Sólo in-dividido es el hombre actor en sociedad, y por ello más que la mera suma de sus partes. De lo que deducimos que, para entender una sociedad, debemos antes entender sus partes: los individuos. La aberración se la debemos a la politización socializante a que han sido sometidos los individuos. El "estatismo" que obliga a la acción social, nos convierte en "dividuos": de un lado el soberano que vota, del otro (y al mismo tiempo) el "ciudadano" que es parte de la sociedad y deja de ser dueño único de sí mismo, amalgamado en el todo. Así llegamos a la cúspide del politicismo, cuando quienes manejan la política consiguen, mediante la asimilación de los individuos en el todo del colectivo, tansformándolos en ciudadanos de un pueblo, hacer deseable ese grado de masificación enajente necesario para obtener un ciego vasallaje. De este modo, los hambrientos de poder se entregan "generosamente" al ejercicio del mismo, sabiendo que incluso las mayores atrocidades que cometan serán santificadas como "actos heróicos del pueblo" No puedo dejar de mencionar aquí la última moda al servicio del estatismo, ese colectivismo esotérico que nos invita a sentirnos "uno" y en paz eterna con todos los demás y con Gaia. Esta no es la via para alcanzar la libertad

Pero también el individualismo tiene su lado oscuro. Después de todo, es más fácil doblar una rama que un manojo de ellas. La proclamación del individualismo como único valor absoluto oculta la mayor parte de las veces la intención clara de dividir a un colectivo para diluírlo y así mejor disponer de él. Y su lado falaz. El individualista moderno (el que sale a la calle con la pancarta que dice "Tenemos derecho a una vivienda de alquiler", "Tenemos derecho a una sanidad mejor" y en realidad no piensa "tenemos", más bien "Yo tengo") está liberado por completo de la obligación de autorealizarse en el ejercicio de su responsabilidad: los padres en el asilo, los hijos en la guardería, el trabajo gracias a la cuota, el sueldo asegurado por convenio colectivo, la vivienda subvencionada por el estado y casi todas las otras decisiones molestas en manos de los funcionarios. Pero se proclaman independientes, independizados, emancipados.

El culto puro al "yo-individuo" no deja sitio para el cerdo que llevamos dentro, sólo para los muchos que hay ahí afuera. Toda la parafernalia entorno al ego no desemboca ni en la autorealización, ni en la felicidad. Tampoco en la libertad.

Y de libertad se trataba esto de ser liberal. El liberalismo proporciona esa masa crítica de ideas necesaria para, desde la percepción de uno mismo, poder proyectarse en las tareas de un grupo. "La verdadera base del pensamiento liberal es que nadie puede saber quien es el que más y mejor sabe sobre algo, y que el único proceso para averiguarlo es un proceso social espontáneo en el que cada cual intenta lo mejor de sí mismo para ponerlo al servicio de los demás." Lo dice Friedrich August von Hayek.

Aún no hemos hablado ni una palabra de ética. Pero déjenme que resuma lo que acabo de escribir en mi credo particular:

* Estoy convencido de que mi vida me pertenece a mí y a nadie más
* Prefiero ser yo quien toma las decisiones que a mí me afectan
* Respeto la vida de los otros e intento evitar en todo momento cualquier intento por mi parte que les obligue a ser como yo
* La mayoría (también si yo soy parte de ella) no siempre tiene razón
* Justo es, para mí, tratar a todos de igual manera y reconocer que nadie es igual a nadie: todos los distintos somos iguales ante la ley. Otros son más ricos, más guapos, más inteligentes que yo, pero ninguno es como yo. Por eso no les envidio, ni les odio
* No juzgo las medidas y los sistemas políticos por sus intenciones, sino por sus resultados
* El hombre es per se capaz de vivir en paz. Soy claramente contrario al uso de la violencia. Pero reclamo el derecho de autodefensa!
* Me declaro enemigo de cualquier forma de poder central. El poder debe de estar administrado y controlado lo más cerca posible de las personas

Esto me permite terminar esta primera parte con una pregunta a mis lectores. Depues de leer este post, les parezco un relativistsa moral? Lo son quienes así piensan? Tal vez cambien de opinión tras leer la segunda parte de este "discurso" (Espero que no les esté resultando demasiado aburrido)

Desde el exilio

miércoles, septiembre 26, 2007

Caldera solidario

Por Almudena Negro


“La Seguridad Social es una pieza fundamental de nuestro Estado (sic) del bienestar que tiene como principio básico la solidaridad. Solidaridad entre generaciones, pues los recursos aportados hoy permitirán hacer frente a las pensiones del mañana. Y solidaridad de los trabajadores y empresarios con el conjunto de la sociedad, porque su esfuerzo contribuye al bienestar de todos. (…) Para que esto sea posible la Seguridad Social necesita tu cotización. Se trata de un esfuerzo importante que, sin embargo, merece la pena… además te hace solidario”.

No, no es una redacción escrita por un alumno mediocre de la ESO. Qué va. Son fragmentos extraídos de la carta-panfleto-anuncio que el ministro Jesús Caldera, alias “Míster Tippex” y aspirante a ministro de Economía si ZP logra volver a ganar las elecciones generales, está enviando, con dinero de todos los contribuyentes y cotizantes, a los jóvenes que, forzosamente y porque han accedido al mercado laboral, se incorporan al sistema de la Seguridad Social. Sistema, que, por cierto, es piramidal como lo era el sistema de las empresas Afinsa y Fórum: si no cotiza nadie el chiringuito se viene abajo. Y, sin embargo, nadie criminaliza en este caso el invento.

Resulta curiosa la reiterada apelación a la palabra “solidaridad” cuando se está hablando de la Seguridad Social. Y es que la solidaridad, como la caridad, suelen ser voluntarias. Y el cotizar a la Seguridad Social no es, precisamente, un acto voluntario. Los ciudadanos entregan parte de su salario al Estado porque no les queda otro remedio. Luego muchos de ellos se pagan por su cuenta un plan de pensiones y una sanidad privados.

Pero, según nuestros socialistas, el que Estado coactivamente te robe legalmente parte de los beneficios que obtienes a cambio de tu esfuerzo, se llama solidaridad.

Y nuestros socialistas –y todos los socialistas del mundo; a izquierdas y derechas- se pasan el día presumiendo de solidarios… con dinero ajeno. Que viene a ser, visto lo visto, lo mismo que presumir de latrocinio. Pues qué bien.

Almudena Negro

martes, septiembre 25, 2007

Tertulia del Foro de Empresa sobre Educación para la Ciudadanía

Ayer tuvimos en el Colegio Mayor Miraflores la tertulia mensual habitual. El tema de máxima actualidad: "La Educación para la Ciudadanía", el ponente de máximo nivel: Javier Muñoz, presidente del Foro Aragonés de la Familia.

Foro Aragón Liberal.


La tertulia se ha desarrollado en un tono distendido y lleno de interés. La pregunta primera ¿Porqué oponerse a la Educación para la Ciudadanía? se ha desarrollado después de un ameno preámbulo en el que Javier nos explicó qué es el Foro Aragonés de la Familia, qué iniciativas ha apoyado y está apoyando en este momento.

Un breve recuerdo a la ILP (iniciativa legislativa popular) sobre el apoyo a la mujer embarazada, donde con las más de 15.000 firmas acreditadas se espera un debate en clave constructivo sobre la realidad de la vida y alternativas al aborto.

Con respecto al tema de fondo de la Educación para la Ciudadanía considera que la batalla fundamental es la Objeción. En caso contrario la estrategia de los laicistas para implantarla pasará por las siguientes fases: Este año se permite el texto que cada colegio elija. Pero enseguida ya están preparando "inspectores" para comproblar los contenidos de los libros previa aprobación y de cómo se imparte la materia, además de exámenes a los docentes para la "ideoneidad" según marque el Gobierno.

Por solidaridad con los que este año no tendrán elección, lo mejor: objetar.

Muestra Javier las dificultades para objetar y el no reconocimento de las objeciones según instrucciones de la titular en Educación.

Una clave para entender la gravedad del tema: sustituir los valores éticos o morales por lo que determine la ley es dar un poder a los gobernantes sobre la conciencia ciudadana. La ley ya ha dicho en la vida cualquier cosa y dice temas de permisión del aborto o eutanasia que podrían imponerse a las conciencias. No todas las leyes son justas. Leyes fueron las del Holocausto como lo son las que persiguieron a los cristianos a lo largo de todos los tiempos.

Otra clave: el derecho fundamental de educar corresponde a los padres, que lo harán mejor que el Estado. Quieren más a los hijos y tienen todos los recursos. Legislar para todos por los casos de "padres problemáticos" es una falacia que muestra el deseo de los laicistas de apoderarse de la conciencia de nuestros hijos.

Manifiesta una solución que superaría estas crisis: enmarcar el "cheque escolar" con la batalla del ideario del colegio. Liberemos más la enseñanza.

Trauma de los "progresistas"... no asimilan la "objeción" que ellos bien emplearon contra la "ley de la mili". Y con 75.000 firmas en 10 años tienen enfrente ahora 15.000 objetores en menos de seis meses.

Pensemos y defendamos nuestros derechos básicos.

Este y muchos temas tratamos en la tertulia... pero seguiremos en otra ocasión.

frid

domingo, septiembre 23, 2007

Las neuronas de Palacios van despacio

Aquello de que las imágenes valen más que mil palabras nunca me ha gustado, pero hay ocasiones en que resulta forzoso reconocer que es cierto. Les traigo hoy una imagen con la única finalidad de que vean al sujeto que nos quiere a todos muertos, deseo cariñoso que acompaña de un no menos cálido gesto que, en el mejor estilo de las antiguas películas de gangsters, resigue con el pulgar la garganta de lado a lado como lo haría una navaja.

Cuando digo a todos, me refiero evidentemente a los que no pensamos como él, por lo cual desde ahora me incluyo en la nómina de potenciales cadáveres sacrificados justificadamente en el altar del nuevo nacionalismo. Y permitan que me ahorre el adjetivo “radical”, porque referido al nacionalismo constituye una flagrante redundancia. Bien, me temo que me he dejado llevar por la inercia de la frase al decir que no pensamos como él, y le he atribuido una habilidad que no está enteramente demostrada en su caso: pensar.

Volvamos a la foto. El personaje, que responde al catalanísimo apellido de Palacios, sostiene una pancartita escrita en inglés, conteniendo proclamas antitaurinas. Sí, tal cual: no sé si se equivocó de fiesta y confundió el monumento a Rafael de Casanova con una efigie de Manolete, o de ciudad y creyó estar en Hyde Park en lugar de en Barcelona, pero lo cierto es que su proclama es antitaurina y está en inglés. Con tamaña confusión el pobre chaval no se percató de que justo detrás tenía a un robusto mosso d’esquadra. Tampoco debería haberle preocupado mucho, a decir verdad: los “hombres de Saura” no se caracterizan precisamente por inquietar a los antisistema, ni a los okupas, ni a los filoterroristas. Pero eso sí: son implacables montando controles de alcoholemia y asaltando timbas de juego clandestinas. Son una policía sostenible, sobre todo para que el bueno de Saura y su compañera Mayol sostengan su aura progresista.

La cara del mendrugo Palacios también lo dice todo. ¿Se han fijado que todos los componentes de movimientos violentos tienen parecida cara de imbécil? Cámbienle la pancarta antitaurina por una foto de un preso etarra, o colóquenle una esvástica en las manos, o vístanle con una camiseta del Che Guevara, o simplemente provéanle de una bufanda de los Boixos Nois o de los Ultrasur: la expresión idiotizada no desaparece. Son como aquellos muñequitos de papel que se vestían con disfraces superpuestos en nuestra lejana infancia, y con parecida capacidad de raciocinio. No hay que quitarles, sin embargo, la importancia que tienen: amenazar a alguien de muerte debería seguir siendo, incluso bajo las tres capas superpuestas de Hereu, Montilla y Zapatero, algo como mínimo censurable. Aunque el amenazado no sea ni socialista ni nacionalista.

sábado, septiembre 22, 2007

Otro héroe

Por Antonio Jaumandreu

El señor López Tena, desde la rancia catalanidad de sus dos apellidos, hace día sí, día también, proclamas de separatismo a las cuales, como cualquier ciudadano, tiene perfecto derecho.Más aún tratándose como se trata de un militante, imagino, de alguno de los múltiples partidos nacionalistas que desde hace treinta años parasitan a la pobre Cataluña en el más puro estilo Alien. En cualquier caso, militante o no, está apadrinado por CiU en su actual puesto. Ya saben, CiU, esos nacionalistas moderados que se desviven por garantizar la gobernabilidad de España desde los tiempos del gran estadista Pujol…

Últimamente López Tena ha hablado de un supuesto genocidio que España está cometiendo contra Cataluña, de que “mientras los españoles sean como son” la vía más fácil es la independencia, de que los catalanes están sometidos a un “proceso de discriminació n, exclusión y subordinación” , y ha denunciado “la decadencia que genera la subordinación de Cataluña al Estado español”. Genial. Conste que la cita viene esta vez de un medio progresista, vamos, qué digo, del más progresista de todos: el digital que dirige el irascible Enric Sopena. Que no quepan dudas de que las declaraciones hayan sido manipuladas por la siempre mendaz derechona.

A mí lo que me choca es que todo esto no le produzca la menor contradicción ética con el hecho de que, según los presupuestos del Estado para 2007, el cargo de vocal del Consejo General del Poder Judicial esté remunerado con la bonita cifra de 121.088,94 euros. Cabe incluso que por residir fuera de la capital (imagino que su sensibilidad no resistiría habitar en el corazón de la bestia opresora) le correspondan algún tipo de dietas o complementos. Con toda seguridad, el hecho de cobrar en euros y ya no en pesetas hace menos doloroso el sacrificio. Aún así, a mí me resultaría difícil aceptar un salario, incluso uno tan modesto como ése, del opresor, del genocida, del discriminador.

Probablemente la explicación sea sencilla: debe ser uno de aquellos héroes que trabaja desde dentro del sistema para destruirlo. Como las termitas. Con grave riesgo de su vida, claro está; a la vista está la discreción con que ha de desenvolverse en sus declaraciones. Que el Estado opresor no se anda con chiquitas, y prueba de ello es la evidente intención de soborno que encierra esa retribución. Pero pierdan cuidado: a un héroe no se le compra con dinero. Animo, López. Es usted la prueba viviente de que el sistema constitucional español tiene los días contados: que pueda acoger en sus más altos órganos de decisión a personas cuyo objetivo confeso es cargárselo. Y que nadie rechiste.

Los árboles y el bosque

Demandando a Dios


Por Antonio Jaumandreu

Un senador por Nebraska ha presentado una demanda contra Dios y un juzgado se la ha admitido a trámite. Bien, nada nuevo tratándose del país donde una cafetería tuvo que indemnizar a una conductora por servirle café demasiado caliente, que se le derramó por encima… ¡al beberlo mientras conducía!

Pero como abogado me asaltan ciertas dudas, digamos de procedimiento. La primera, la citación. ¿Cómo se cita a Dios? O tal vez se le invoca. ¿Será citado en estrados, o en este caso será más adecuado hacerlo en púlpitos? Publicar la citación en la hoja parroquial puede ser una manera, aunque si la demanda es larga encarecerá la edición, y ya se sabe que las parroquias van justitas. Depositar el pliego en el cepillo no garantiza que lo reciba, que hay mucho chorizo por ahí. Dejarlo en el altar puede resultar sacrílego. ¿Una plegaria colectiva, tal vez? O a lo mejor es que como lo sabe todo y lo ve todo no hace falta entregarle los papeles…

Y lo mismo a la inversa, claro: ¿cómo contestará Dios la demanda dentro de los 20 días hábiles para ello? ¿Ha de aparecerse de alguna forma válida en derecho, deberá otorgar poderes a un procurador, bastará con que alguien diga “¡Dios me ha hablado!” y transmita a continuación sus palabras? Y cuando declare, ¿jurará por Dios? No parece muy fiable, se percibe una clara incompatibilidad. Máxime en un país en cuyos billetes figura impreso el lema “In God we trust”. Vamos, que juega en casa.

Siendo el Papa su máximo representante en la tierra, ¿deberá pedir Washington la extradición del bueno de Ratzinger? ¿Comparecerá Bin Laden como acusación particular? Y sobre todo, ¿qué opina Garzón, aprovechará la ocasión para pedir la apertura de una pieza separada para investigarle por el asesinato de Caín, al menos en grado de inducción?

Como pueden ver, se abren muchas más incógnitas que las que se despejan. Eso sí, una cosa está clara: no hay huevos para demandar a Alá, ¿a que no? En fin, hecha la broma, no queda si no ver la foto adjunta del honorable senador por Nebraska para hacerse una idea de la cuestión. Una imagen vale más que mil palabras, ¿verdad?

Los árboles y el bosque

viernes, septiembre 21, 2007

Lastre del gafe de Moncloa


Por Jesús Salamanca

Estos días se está hablando en todos los medios de comunicación de la actitud GAFE y de mal fario que acompaña al presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero. Si recurren a PERIODISTA DIGITAL y a otros medios de comunicación pueden comprobarlo. Son muchos los datos que avalan que el presidente Rodríguez es un gafe mediático del que huyen sus propios correligionarios y los presidentes algunos Gobiernos europeos, hasta el punto de haberse convertido en el hazmerreír de muchos de ellos. Otros, como Sarkozy y Ángela Merkel cruzan los dedos siempre que se sitúan cerca de él, situación que procuran evitar por todos los medios.

Son secretos de alcoba que se escapan tras un buen vino y un mejor canapé. Pero no hace falta ir lejos para comprobar lo que decimos: cuentan en León que no es ningún secreto el gafe que le acompaña desde que dirigía los destinos del partido socialista en la provincia. Y van más allá: alguno de sus allegados suele contar que un alto cargo socialista de la comunidad de Castilla y León sospechaba ese mal augurio de la cercanía de Rodríguez Zapatero tras varios y llamativos episodios, como ir con el actual presidente y recibir dos deyecciones de paloma en el barrio húmedo de León, tropezar con el bordillo y golpearse con la farola en una visita a Valencia de Don Juan u olvidarse dos veces la billetera en uno de los bares junto a la catedral leonesa. Pero ahí no acaban las ‘historietas’ que se cuentan del presidente. Un personaje desconocido que llega al Gobierno tras el tenebroso atentado del 11-M y que es capaz de revitalizar a la banda ETA en el momento en que todos la dan casi por extinguida, hace sospechar en demasía. Pero hay más datos, como podréis comprobar.

En 2006 Rodríguez inauguró el curso político en Rodiezno. A partir de la fecha de inauguración empezaron los problemas con los topillos en Castilla y León, particularmente en León y Palencia.

El 5 de septiembre de 2007 el euríbor estaba al 4,81 %. El porcentaje más alto en los últimos años. Ese mismo día anunció que el Gobierno ayudaría a los jóvenes a comprar una vivienda y, a partir de ese día no ha dejado de bajar el euríbor; es más, a fecha 20 de septiembre, se encuentra en el 4,68%. Nunca en los últimos cuatro años había bajado tanto en tan pocos días. Por lo que habrá que esperar a las próximas declaraciones presidenciales para comprobar que todo sucede al revés de cómo lo expone. ¿Alguien se acuerdo de las declaraciones del día antes del atentado de Barajas? Pues eso.

El día 19 de septiembre estuvo Juan Vicente Herrera Campo – presidente de la Junta de Castilla y León -- en Moncloa entrevistándose con el presidente Rodríguez Zapatero. ¿Qué le sucederá a Herrera en los próximos días? ¿Se caerá por la escalera? ¿Acabará casándose? ¿Se hundirá algún monumento patrimonial de la Comunidad que preside? ¿Se incrementará la plaga de topillos en el agro castellano o en el leonés, o en ambos?

De todo lo negativo que acompaña a Rodríguez pueden hablar Ségolène Royal, Ángela Merkel, John Ferry, José Bono, Blair, Rafael Simancas, Miguel Sebastián, Ángel Villalba, López Aguilar, Romano Prodi, Soraya Rodríguez, Schröder, Javier León de la Riva, los trabajadores del AVE,… y un sinfín de personas que tras recibir el apoyo del presidente se han desmoronado de una u otra forma o han visto frustradas sus perspectivas de futuro.

Hasta la selección española de baloncesto sufrió el negativo maleficio del inquilino de la Moncloa. Nos cuentan que dos de sus ministros han llegado a santiguarse a escondidas, tras cruzarse con el jefe por los pasillos del Congreso de los Diputados. Incluso, los jugadores del F. C. Barcelona temen que intente acudir al estadio con motivo de algún partido de Champion League. En fin, éramos pocos y surgió Rodríguez.

Jesús Salamanca Alonso

jueves, septiembre 20, 2007

Desde mi trinchera liberal: La vida en la secta puede ser maravillosa


Ya lo dice el pelma ese con pajarita del ratatatata: la vida en la secta puede ser maravillosa. Que le pregunten a Buenafuente, que le han oxigenado el bolsillo rescatando para él un programa que es la reedeción de un modelo fracasado.



El nuevo programa de Buenafuente en la Sexta se estrenó el pasado lunes, con una notabílisima cuota de pantalla del 9%. Traducido en cifras, unas 7oo.000 almas penitentes soportaron el cansino humor de un programa repetitivo en sus esquemas de bostezo e indigesta sal gorda. Fusilar el humor inteligente se está convirtiendo en la carta de presentación de Buenafuente. Y así le va al mochuelo.



Quizá porque la audiencia media de la Sexta cabe en un mini-estadio, los responsables de la cadena se han mostrado satisfechos con los datos de cuota de pantalla conseguidos por Buenafuente. Se conforman con poco. Mucha promoción para tan poca nuez. O una forma de encubrir su propio fracaso.



Decía Quinto Horacio Flaco que el humor es una lógica sutil. No tiene nada que ver con la maldita nomenclatura de sectarismo ideológico, de ofensa facilona y gratuita y un relleno de confusión de valores. En resumen, no tiene nada que ver con las huellas que va dejando un pesado Buenafuente desfilando a medianoche.

Quemados para la causa



Por Jesús Salamanca


Cada vez molesta más que la “Kale Borroka” presione a costa de la situación de los presos de ETA, cuando los propios violentos consideran que están muertos para la causa. ¡Ya está bien de hipocresía! El entorno mafioso de la banda no quiere oír hablar de los presos, sobre todo el entorno más radical. Por eso las consignas de las manifestaciones de estos últimos días, donde Askatasuna y Etxerat han pretendido ser protagonistas, son más un chiste de largo recorrido que una aspiración realista.

El chantaje de los violentos no ha dado resultado. A más violencia etarra, más desprecio acumulado por parte de la sociedad vasca y española. Un Estado de Derecho no tiene nada que tratar con la banda asesina ETA. Pero nada de nada, excepto la rendición, la entrega de las armas y el compromiso de cumplir íntegras las penas, sobre todo en los delitos de sangre. Con asesinos y extorsionadores no se pacta, ni se negocia. Dialogar, sí, y mucho, pero para fijar día, hora y lugar para la entrega de las armas, pedir perdón a la sociedad española y rendir cuentas con la Justicia.

La situación de los presos no va a variar. Los presos son innegociables, como innegociable es la rendición del Estado de Derecho. Hay que hablar claro de una vez: la banda y su entorno no quieren tener cerca a los presos, ya que son terroristas “burn out”. Para entendernos: en el entorno abertzale, un preso es material quemado e inservible para la causa; aunque rentable económicamente para los familiares.

Hemos insistido, y no nos cansaremos de hacerlo a pesar de las reiteradas amenazas, en la urgencia de aprobar una nueva Ley Penitenciaria que plantee una nueva forma de dispersión. ETA seguirá acorralada, tan pronto como José Luís Rodríguez Zapatero abandone el poder por mandato de las urnas. Su tiempo de responsabilidad ha sido en buena medida un tiempo muerto para la Justicia, para la sociedad y para el Estado de Derecho.

España no se merece un Gobierno que intente “nadar entre dos aguas”, que haga el ridículo en política exterior, que conduzca a España hacia el hazmerreír en la Unión Europea y cuya lealtad se ponga en duda constantemente. “Por la boca muere el pez” y eso es lo que el presidente Rodríguez está pagando en casi todos los foros: “Se muestra nervioso y atenazado, sabe que varios de sus ministros le han vendido en varias ocasiones y está con las posaderas al aire”, comentaba la semana pasada uno de sus allegados en León. Han dejado de creer en él buena parte de los suyos. Se han convencido de su falta de carisma y comprueban a diario la inutilidad de la mayoría de sus medidas sociales y políticas; casi siempre inducidas por un claro desconocimiento y una peor perspectiva.

No podemos entender que la propia Askatasuna lleve su hipocresía a extremos inexplicables. Repiten entre bambalinas que el tema de los presos no está entre sus prioridades. Pero a las bases,…hay que contentarlas. Cada vez está más claro que la “Agenda” se puede cerrar tranquilamente. Jesús Eguiguren ‘machacó’ el mal llamado “proceso de paz” y al presidente Rodríguez le engañaron desde todas perspectivas: los suyos y los contrarios.

Hoy nuestro presidente es el prototipo de la ignorancia y la desidia para los diferentes Ejecutivos de la UE, así como el peligro más inmediato en la gestión, planificación y asunción de la inmigración. ¿Qué va a explicar el PSOE sobre los presuntos contactos que llevó a cabo hace cuatro años con ETA? Hay que volver a la Ley de Partidos para que el entorno etarra no marque pautas a nadie. El Ejecutivo de Rodríguez debe ‘abrazar’ el Estado de Derecho, buscar la unidad y la concordia con la oposición. Ya está bien de desprestigiadas aventuras y de ‘carantoñas’ con la serpiente abertzale.

Sería muy duro para la sociedad española que existiera una maniobra conjunta entre la banda y el PSOE. Ni siquiera buena parte de sus bases lo aceptaría. No se puede caer en los desatinos de los clanes y las mafias, porque el barco de la democracia acabaría encallado. Hay que saber utilizar los instrumentos del Estado de Derecho. En este momento hay dos facciones de ETA. Los violentos hace tiempo que están divididos. Alguien deberá asesorar al presidente Rodríguez para que no añada un problema más a su larga lista. Problemas, por otra parte, que se pegan como lapas a su fama de gafe para el Estado, en la misma medida y dimensión que era considerado el ínclito Luís Yánez.

Jesús Salamanca Alonso

Reflexiones de una madre al ministro de Justicia

Por Reme Falaguera

Distinguido señor:


Sigo consternada por sus declaraciones de esta semana en el caso de la puesta en libertad del “violador del Vall d´Hebrón”: “Cuando en un sistema democrático alguien cumple la pena que le impuso un tribunal lo que tiene que hacer es salir…existe un debate sobre qué debe de hacer la Justicia con determinados delincuentes cuando hay una "presunción, miedo o sospecha" de que puedan volver a delinquir pero pido "no actuar a golpe de emociones".

Entiendo que estas frívolas palabras solo pueden salir de boca de un hombre al que le importa un carajo la estabilidad física-emocional- afectiva de las mujeres.

Soy madre de dos niñas preciosas y con una vida por vivir llena de proyectos e ilusiones. ¿Cómo no voy a actuar a golpe de emociones cuando imagino a mi hija mancillada a la fuerza por uno de estos monstruos y me desgarra el corazón?

SÓlo pensar en que uno de estas personas puede posar su mirada lujuriosa y enferma en una de mis hijas mis emociones se disparan.

Sr. Bermejo, siempre he creído que la instituciones penitenciarias “tienen como fin primordial la reeducación y la reinserción social de los sentenciados a penas y medidas penales privativas de libertad” y poder así integrarse nuevamente a la sociedad sin poner en peligro el bien común de los ciudadanos, como afirma la Ley Orgánica general Penitenciaria en su artículo preliminar

¿Debe, este preso en concreto, salir de la cárcel a pesar de que los psicólogos que le han tratado alertan de que corre un alto riesgo de reincidencia futura?

¿Hasta qué punto el cumplimiento de la legalidad merece que siga destrozando la vida de decenas de niñas – una de ellas puede ser mi hija- que tras una violación ya nada en la vida será igual para ellas?
Sr. Bermejo, como mujer y madre solo puedo mostrar mi repugnancia hacia la incoherencia judicial que hace de las mujeres “carne de cañón” de estos desaprensivos. Y como ciudadana que anhela un Estado de derecho en el que prime el respeto, la seguridad y el bien común, ¿le parece que sus palabras tienen fuerza moral para que los ciudadanos cumplamos sus ridículas leyes?

Mucho me temo, estoy segura de ello, que no será la última vez que veamos casos como este. Lamentablemente la justicia española nos tiene acostumbrados a doblegarse ante el fuerte y burlarse de los débiles. Por lo tanto, no creo que se extrañe, que viendo el canallesco panorama judicial que nos presenta este gobierno, a más de una madre se le pueda ocurrir- en contra de sus deberes cívicos y morales- tomarse la justicia por su mano.

No nos coloque a los ciudadanos en esta amarga disyuntiva. Recuerde aquellas palabras de Shakespeare:"El poder temporal se aproxima todo lo que puede al poder divino cuando la clemencia frena la justicia"

Sin otro particular

Reme Falaguera

Mujeres del siglo XXI

Debate21


miércoles, septiembre 19, 2007

Desde mi trinchera liberal:¿Un Northern Rock español?



Hay que tener en cuenta un simple dato: En cinco años, las titulizaciones de entidades españolas han aumentado de 4.200 millones a 59.000 millones, situándose en el segundo lugar del ránking europeo, después del Reino Unido.



El banco británico, Northern Rock, no se dedicaba a las llamadas hipotecas basura o sub prime. Su crísis no es de exposición a este tipo de hipotecas de alto riesgo, sino que es debida a una crísis de crédito. A la falta de liquidez, en definitiva.



El grueso del negocio de este banco es la concesión de hipotecas. Al ser un banco con muy poco pasivo, con escasa captación de depósitos de clientes, para financiar estas hipotecas tienen que recurrir a financiación externa, es decir, al mercado interbancario, o de mayoristas, mediante emisiones de deuda y titulizaciones. Y ahí es dónde a dicho banco le ha estallado el problema. Hoy por hoy, la financiación mediante titulaciones de deuda es mucho más complicada, y mucho más cara. La crisis de confianza se extiende como una mancha de aceite por el mercado interbancario, y eso hace que se preste menos, y más caro.



Cómo va afectar eso a los bancos españoles pertenece a la economía ficción. Nadie lo sabe. Lo que sí sabemos es que España se sitúa segunda en el ranking europeo de titulaciones, y que los bancos nacionales han iniciado recientemente una campaña intensísima para captar depósitos. Dos motivos que invitan más a la reflexión que al aquí no pasa nada zapateril. Un amigo mío "bancario", me lo explicaba con una metáfora muy gráfica el otro día: todos sabemos que hay una gran bola de porquería rodando. Lo que no sabemos es por dónde va a salpicar.



De poco están sirviendo los mensajes pretendidamente tranquilizadores que nos están trasladando a los ciudadanos desde instancias gubernamentales, con un Solbes en permanente contradicción y disparando a sus propios fantasmas. Poco ayuda el maquillaje a la luz de los datos. Los bancos españoles se hunden en la bolsa y la confianza de los españoles en la economía se desliza pendiente abajo. Como Zapatero en las encuestas. Ahí le duele al botarate.

Madurez por decreto

Por Antonio Jaumandreu


Hay que ver lo paternalista que es la izquierda. El señor ministro de Justicia ha decidido que “la sociedad española ya está madura para el debate sobre la eutanasia”. No tengo intención de opinar ahora y aquí sobre el tema de fondo, la eutanasia, porque reconozco que aunque en el terreno de los principios morales abstractos me parece tener las ideas muy claras, debo admitir que ante casos muy concretos y extremos estas convicciones presentan serias debilidades.

Me quería referir tan solo a la actitud del ministro, tan propia de esta izquierda que nos ha tocado en suerte, que sabe siempre mejor que nosotros mismos para qué estamos o no maduros. Se levanta un buen día el prócer de turno y declara solemne que ya podemos debatir sobre la eutanasia. Fantástico. El problema está en que el asunto suele tener truco. Cuando un político dice que la sociedad está madura para tratar un tema, suele querer decir que cree que las encuestas indican una mayoría favorable a las tesis que él sostiene. Y que él por supuesto va a defender una postura muy concreta, que es la que la sociedad, en su espléndida madurez, va a saber apreciar. Vamos, que nadie inicia un debate si no sabe que va a ganarlo, pero dicho así queda como un poco zafio, y es mucho más elegante atribuir las causas a la madurez de la sociedad. Qué curioso, ahora que me doy cuenta: zafio es un adjetivo que uso muy poco, y me ha aparecido justamente hoy, en un texto relacionado con el ministro Fernández Bermejo…

Un ejemplo claro de lo que digo lo tenemos en los nacionalistas: cuando empiezan a decir que la sociedad catalana, o la vasca, están maduras para el debate sobre la independencia, significa que calculan que tras largos años de preparación artillera del terreno sus tesis empiezan a ser mayoritarias. ¿Debatir sobre estas cosas cuando puede que nos salga el tiro por la culata? No, por Dios. ¿Cómo se va a debatir con una panda de inmaduros?

Los árboles y el bosque

“ Quien no comprende una mirada…

Por Reme Falaguera



Según la Memoria de la Fiscalía General del Estado “el año pasado llegaron a Canarias 31.678 personas procedentes de África, frente a los 4.767 de 2005”. Esta “excepcional circunstancia”, continuo citando el informe, “ha convulsionado las conciencias de los españoles”.

Es verdad que ante estas cifras una persona decente no debería quedarse indiferente . Pero la triste realidad es que muchos de nosotros no reconocemos la historia trágica que hay detrás de cada una de esas personas y preferimos mirar hacia otro lado mientras debatimos sobre la falta de recursos económicos, los problemas sociales, educativos y sanitarios, e incluso de la falta de seguridad ciudadana que este trágico panorama de sobra conocido supondrá para nuestro país.

Es más, sentados cómodamente delante de nuestro televisor, vemos, sin ver, imágenes de personas aterrorizadas, hambrientas y desesperadas que se amontonan en una barcaza y sortean las grandes olas, el frío y la oscuridad para escapar de la pobreza de su país. Vemos sin ver que el hambre, las injusticias en el reparto de la tierra, las guerras o los abusos de los que mandan son razones suficientes para su viaje. Ellos solo quieren trabajar para alimentar las bocas de sus hijos, para buscar mejores condiciones de vida para los suyos.

Pero nosotros no tenemos tiempo para estas nimiedades. Estamos demasiado agobiados con nuestros problemas de trabajo, la crispación política, el boicot al rey, las promesas electorales,…. Ya tenemos bastante, ¿no? ¿Cómo vamos a permitir que unas imágenes llenas de impotencia nos desvíen de los “verdaderos y trascendentes” problemas de la sociedad? ¿No pagamos con nuestros impuestos a unos funcionarios de salvamento marítimo, a la Cruz Roja, a los organismos creados para esta misión? Ellos ya sabrán.

Y no me extraña que escondamos la cabeza. Mirarles a los ojos y mantener su mirada tan sólo unos segundos nos llenan de vergüenza. Sus miradas desgarradoras nos despiertan a la realidad y nos proyectan, como en un espejo, el grado de envilecimiento, de sinrazón y de egoísmo en la que estamos inmersos. Por eso, ante todo hemos de hablar de dignidad humana y plantearnos, ¿Cuántos muertos necesitamos para darnos cuenta de que son seres humanos como nosotros, que merecen respeto y dignidad?

Sólo así podremos llegar a la raíz de los problemas.

Después de oír la afirmación del director de la Guardia Civil para quien “los inmigrantes no son delincuentes, sino víctimas”, ¿cómo vamos a pasar pagina sin hacer algo al respecto? Si así lo hiciéramos seríamos cómplices del dolor, de la tragedia, de la humillación. Yo por mi parte pienso utilizar todos los medios a mi disposición para exigir a la clase política responsable y a los medios de comunicación el compromiso de una regulación y de un tratamiento informativo que defienda su dignidad y el reconocimiento de sus derechos fundamentales.

Será cuestión de años, es verdad. Pero como dice un proverbio árabe: “Quien no comprende una mirada, tampoco comprenderá una larga explicación”.

Reme Falaguera

Mujeres del Siglo XXI

Debate21


martes, septiembre 18, 2007

Educación para la Ciudadanía. Yo digo: educación en casa

Por Luis I. Gómez

La imposición de la famosa asignatura "Educación para la Ciudadanía" no ha despertado las reacciones en contra que cabrían esperar. Está claro que el Estado ha conseguido uno de sus grandes objetivos: somos una manada de corderitos sumisos.

Han hecho falta muchos años de "educación en la mediocridad", pero al final están dando sus frutos. Qué es lo que no han entendido los españoles? No se sienten capaces de educar ellos mismos a sus hijos? Prefieren que lo hagan otros? Es demasiada responsabilidad?

Permítanme empezar por abajo. Qué es "educación"? Demasiado complejo el concepto como para darle una definición simple. La educación escolar es, sin duda, la transmisión de conocimientos que una persona necesita para asegurar su supervivciencia laboral. Y es eso todo? Yo entiendo educación tal y como lo entiende el Profesor von Hentig , uno de los más relevantes pedagogos europeos de las últimas decádas. Un día le preguntaron: "Qué educa a las personas?" a lo que respondió: „sin dudarlo, y sabiendo que no puedo equivocarme, la respuesta es: TODO!" Von Hentig no idealiza el concepto de educación, explicando que obviamente, no sólo lo positivo, sino también lo negativo influye en el proceso educador. Simplemente lo sitúa en su verdadero contexto. Un educación recibida en casa también está expuesta a influencias negativas. Los padres somos, al fin y al cabo, humanos. No obstante, para unos padres responsablemente implicados en la educación de sus hijos, es tarea fácil utilizar las experiencias negativas para obtener de ellas un resultado educativo positivo. La vida es la mejor escuela, ya saben. Los errores de los padres en la educación de sus hijos les afectarían exclusivamente a ellos, reduciendo el "daño educacional causado" a un grupo pequeño de personas. Por el contrario, la formación escolar administrada y orientada por expertos, estrategas ideológicos y funcionarios (maestros), y por tanto sus defectos y errores, se refleja sobre generaciones enteras de alumnos. Sus efectos a largo plazo no pueden descartarse ni ser corregidos por los padres. Los padres siempre tendrán las de perder frente al aparato del estado. Sólo la educación en casa permite a los padres orientar el desarrollo de sus niños de manera autónoma, de una manera personalmente responsable y competente. O acaso usted se cree un incompetente?

La educación abarca el cuerpo, el alma y el espíritu. Los conocimientos que adquiere el hombre en el marco institucional de aprendizaje, por medio de la formación escolar, apenas suponen la mínima parte de todo aquello que constituye la educación de un hombre adulto. Algunos estudios parecen probar que alrededor del 80% de los conocimientos adquiridos son fruto de procesos inconscientes, informales, fuera de las estructuras artificiales de aprendizaje.

Qué significa eso de "en casa"? Creo no equivocarme (aunque tema hacerlo) cuando afirmo que la mayoría de nosotros aún sabemos lo que significa el concepto de "en casa". En casa es allí donde el humano aún no educado, apenas en los albores de su formación, se percibe como sujeto, se siente acogido, querido. Es allí donde nacen los sentimientos de amor, pertenencia a un grupo; donde se desarrollan las primarias capacidades sociales.

"En casa" es la contrapartida a "en la escuela". Por ello no me gusta hablar de "home-schooling" y prefiero hacerlo de "educación en casa". La educación en casa representa una forma de entender la formación y eprendizaje por la que a los niños les son presentados los asuntos concernientes a la vida desde el ámbito competente de la familia. La escuela representa la potestad del estado para formar ciudadanos fuera de casa. Una parte esencial de la educación escolar, sacando a los niños día tras día de sus casas, es la de grabar profundamente en el educando que las competencias educativas son esencialmente del estado y que los padres carecen de la competencia necesdaria para transmitir formación y educación. El pensamiento del niño es modelado en la escuela estatal para asegurarse que, durante toda su vida, se mantenga fiel a la premisa fundamental: para aprender hay que ir a la escuela y lo verdaderamente importante de esta vida no se aprende en casa, de los padres, sino en los centros estatales. Y es así como, generación tras generación, se ha ido generando una "consciencia" automática según la cual lo "normal" es ir a la escuela. La educación en casa rompe con esa "tradición" y exige modelos nuevos educativos.

No se trata de encerrar a los niños en casa. No se trata de cerrar las escuelas. Se trata de devolver a la escuela el papel que le corresponde: la transmisión de contenidos y materias en aquellos aspectos técnicos y profesionales que sobrepasan los conocimientos de los padres. Se trata de retirar a la escuela estatal el caracter de obligatoriedad, íntimamente unido al de igualitarismo impuesto (y por tanto forzado y falaz) y autoproteccionismo del Estado y sus estructuras. Se trata de devolver a los padres su responsabilidad intransferible a la hora de EDUCAR a sus hijos.

No es la asignatura "Educación para la Ciudadanía" el caballo de batalla (bien puede ser la chispa que encienda la mecha). Estamos ante un problema de mucho mayor calado: nuestro futuro y el de nuestros hijos. Yo, desde luego, no estoy dispuesto a dejar ese futuro en manos de ningún estado ni al capricho de las ideas pedagógicas del ministro -o del "experto" - de turno. No quiero convertir a mis hijos en "ciudadanos", quiero ayudarles a ser individuos. Sólo el individuo es capaz de percibirse a sí mismo como parte de una ciudadanía y sólo desde esa autoconsciencia capaz de asumir los deberes y ejercer los derechos que su condición de ciudadano comportan. Mis hijos no serán corderitos de ningún estado. Al menos lo intentaré.

Luis I. Gómez

Desde el exilio


lunes, septiembre 17, 2007

Baloncesto: España-Rusia. Crónica familiar del efecto "gafe Zapatero"





Por frid - 17 de Septiembre, 2007, 8:43, Categoría: Opinión


Ayer por la noche todos estábamos ilusionadísimos con el partido de baloncesto de la final de Europa. España-Rusia. Claro favorito: España. Ya les habíamos hecho pasar por el aro... pero no contábamos con el efecto Zapatero.


Desde la Sexta enfocaron a un Zapatero con cara indefinida, pero luego le hicieron una segunda toma (que favores le deben), y "debió darse cuenta de que le filmaban" y sacó su sonrisa de trapo. Una persona de mi familia al verle dijo: "ya hemos perdido" y se retiró a dormir.
Perplejo consideré que eso no debía ser posible, que el efecto Zapatero era de otra índole. Pero vimos el segundo cuarto en el que el balón se obstinó en no entrar en el aro y quedó claro que eso no lo arreglaba nadie.

Las malas ínfulas de Zapatero debieron influir en el bajo rendimiento de la selección "española", y debe ser que España y Zapatero "no se llevan bien".


Nos quedamos con una magnífica selección derrumbada de impotencia, con una efectividad muy escasa en sus tiros y con poco dominio de la zona.


Sería importante, ya que todo lo arreglamos con leyes, o legislar "contra el gafe que parece dominar a Zapatero" o sencillamente, definir, según su subjetiva manera de ver la vida que "esa derrota fue en realidad una victoria" y quedarnos tan tranquilos en la "champions lige" soñada por el Presidente.


frid

Estos sí que dan miedo

Por Antonio Jaumandreu

Más que la quema de fotos por parte de 300 vándalos, tal como decía hace un par de días en este mismo foro, a mí me preocupan las declaraciones y acciones de los líderes políticos que nos han tocado en desgracia. La última, de Artur Mas: propone un “pacto de sangre” con los demás nacionalistas para frenar cambios en la Constitución. Cambios que tiendan a restar poder de representación en las Cámaras a los nacionalistas o competencias a las autonomías, se entiende. Porque no es que de pronto les haya asaltado una súbita voluntad de defensa de la Constitución de 1978, no, qué va: si de ellos dependiese se la habrían cargado tiempo atrás. De hecho, están en ello vía reforma estatutaria.

Los nacionalistas siempre están dotados de un punto melodramático, de un grado de histrionismo pseudoheroico que los haría entrañablemente patéticos si no fuese por el peligro que representan, sobre todo ahora que sus reivindicaciones van cuesta abajo gracias a haber encontrado en la presidencia del Gobierno de España a un ferviente seguidor del célebre carpe diem: de momento, disfrutemos del poder y mantengámoslo, que después ya se verá. No cabe otra interpretación de la política zapateril: se trata de mantener el poder tanto tiempo como sea posible e intentar que la derecha no pueda volver a él jamás. Que para ello haya que apoyarse en partidos que pretenden literalmente la destrucción de España (no vean dramatismo en esta afirmación; es sencilla y llanamente lo que los partidos separatistas pretenden, y además como pretensión hasta cierto punto legítima), no ha de suponer ningún obstáculo: cuando llegue el momento, desactivada la derecha, ya nos ocuparemos de ellos. El pueblo también me apoyará en ese momento, debe pensar Zapatero, ya que hasta ahora me ha comprado todo tipo de motos averiadas. Es una especie de carrera contrarreloj: ¿qué durará más, el PP ante los embates de la izquierda, o la nación ante los ataques de los nacionalistas? Nuestro presidente debe considerar que, si sucumbe antes el PP, está salvado. Luego intentará traicionar a su vez a los nacionalistas, y entonces se envolverá en la bandera de España para recabar el apoyo de la nación, que por ensalmo dejará de ser un concepto discutido y discutible para convertirse en la garantía del progreso y la libertad. Piruetas más difíciles le hemos visto, y ha caído de pie. Y como comparte con los nacionalistas, como estrategia coyuntural, el objetivo de evitar a toda costa que el PP pueda volver a gobernar in secula seculorum, pues a ello se aplica con denuedo.

Perdonen la divagación: decía que me preocupan mucho más las declaraciones públicas, incluso institucionales, de los representantes políticos, que los incidentes callejeros que en definitiva son una cuestión de orden público. Deberían haber oído el discurso de Montilla el 11 de septiembre. Es probablemente uno de los de mayor tinte nacionalista de los últimos años. Hasta cuatro veces repitió la estrofa de “Cataluña será más fuerte”, amén de profundizar en el autogobierno y, por supuesto, la duda ofende, no mencionar ni una sola vez a España. Añadan el referéndum de Carod en 2014, la propuesta de Maragall de elaborar un plan nacional casualmente a siete años vista (anda, miren: 2007 + 7 = 2014, qué curioso), y comprenderán que unos tipos que son capaces de enredar al mismísimo Dalai Lama son francamente peligrosos. Aunque no quemen fotos y se limiten a reír por lo bajinis cuando sus cachorros juegan con la gasolina, y a pagársela.

Los árboles y el bosque

¿Quién teme al Rajoy feroz?

Por Antonio Jaumandreu

Realmente dice mucho del magistral uso que de la propaganda hace la izquierda el hecho de que, en buena parte de la sociedad, haya calado la idea de que Rajoy es un peligroso radical fanático de extrema derecha que amenaza la convivencia. Pero por el amor de Dios, mírenle a la cara, escúchenle hablar, moléstense en leer sus discursos (sí, mejor leídos que escuchados) prescindiendo del subsiguiente comentario de texto de José Blanco o de la Vicepresidenta De la Vega (por cierto, jamás en la historia se ha utilizado de forma tan torticera el puesto de portavoz del Gobierno para atacar a la oposición). ¿De verdad creen los tradicionales votantes de izquierda, y sobre todo aquellos que se limitan a argumentar (es un decir) que ellos “jamás podrían votar a la derecha”, que las ideas que Rajoy sostiene son las propias de un radical peligroso?

Desde que Rodríguez Zapatero afirmó, sin aparente crecimiento de su apéndice nasal, que bajar impuestos es de izquierdas (falso de toda falsedad, por cierto: bajar impuestos es reconocer al ciudadano una mayor libertad para administrar sus propios recursos, y el fomento de las libertades individuales no es precisamente uno de los puntos fuertes de la izquierda), desde que el presidente aseveró eso campanudamente (de qué otra manera, si no…), las discrepancias entre los dos grandes partidos, si bien lo analizamos, se centran en unas pocas cuestiones capitales planteadas por el Gobierno, a saber: el recurso al diálogo como método de acabar con el terrorismo; el avance en el autogobierno de las comunidades autónomas; la política internacional; algunas cuestiones sociales como el denominado matrimonio homosexual; y la reforma del sistema educativo, básicamente en dos sentidos: facilitar el pase de curso e incluir la asignatura de educación para la ciudadanía.

Si analizamos la postura del partido de Rajoy en cada una de estas cuestiones, evidentemente podremos discrepar o estar de acuerdo con ella en cada caso, pero será muy difícil calificarla, con un mínimo de vergüenza, de radical y de dañina para la convivencia.

Respecto al diálogo con ETA: Rajoy defiende que a los terroristas se les derrota policial y judicialmente, y que no hay nada que negociar con ellos. ¿Es ésta una postura radical?

Respecto al avance en el autogobierno, Rajoy vaticina que la progresiva centrifugación del Estado acabará teniendo consecuencias nefastas. Se puede estar o no de acuerdo con esa interpretación, pero ¿es un planteamiento radical oponerse a esa línea de vaciamiento de competencias del poder central?

En política internacional, Rajoy vota por seguir la estela de Francia, Alemania, Estados Unidos, Gran Bretaña. ¿Qué tiene eso de radical, acaso no son las naciones de nuestro entorno natural? En cualquier caso, ¿es eso más radical que la aproximación a Venezuela, la suavización del trato a Cuba, la propuesta de Alianza de Civilizaciones a la que se adhieren entusiastas Irán, Turquía, Corea y semejantes?
Las cuestiones sociales, básicamente centradas en el denominado matrimonio homosexual: el partido de Rajoy no se opone a que se arbitren medidas para garantizar a los homosexuales igualdad de derechos y obligaciones en sus uniones; simplemente se opone a que se las denomine matrimonio. ¿Es esta una opinión profundamente radical?

Y la reforma educativa: ¿es extremista sostener que no es positivo facilitar el pase de curso con un puñado de asignaturas suspendidas? ¿Es radical considerar que, tal como está formulada, la asignatura de educación para la ciudadanía se puede convertir en un magnífico instrumento de adoctrinamiento en manos del gobierno de turno, y por eso pedir que sea una asignatura optativa?

A lo mejor resulta que la realidad es más bien que la izquierda está muy poco acostumbrada a debatir civilizadamente, y le resulta mucho más fácil arremeter contra los discrepantes tachándolos de radicales, por mucho que se limiten a oponerse de forma legítima a las medidas de un gobierno que, básicamente, legisla para los suyos.

Así que busquen otro pretexto, o esfuércense en hallar argumentos sólido, porque el del radicalismo de Rajoy, honestamente, no se sostiene. Ni en la forma ni en el fondo.

Juguetes de ETA

Por Jesús Salamanca


Hace unos días me comentaba un buen amigo, periodista de investigación de un importante diario, que en los próximos días mucha gente “caerá del burro” con la información que va a publicar en GARA. Te recuerdo -- continuaba diciendo -- que estás en lo cierto cuando afirmas sobre los presos de ETA que “los propios violentos consideran que están muertos para la causa”. No te quepa la menor duda, insistía, que es cierto el discurso del entorno más radical: “No quieren oír hablar de los presos”. La violencia callejera, con su actuación y el envalentonamiento que les ha proporcionado el presidente Rodríguez, además de las correspondientes prebendas, pone ‘chinitas’ para el acercamiento y la negociación. Askatasuna y Etxerat desprecian a los presos etarras tanto como yo, como tú o como la ciudadanía vasca y española

En los recientes juicios contra presos etarras, el arrepentimiento no se encuentra en su diccionario de uso. Éste es el punto de la hipocresía al que me he referido en numerosas ocasiones, donde se incluye la internacionalización del conflicto, con el apoyo pactado del ejecutivo español. La terminología utilizada por Euskadi Ta Askatasuna, Batasuna y el entorno de Rodríguez Zapatero, más parece una negociación entre bandas que entre bandos, donde la injusticia se extiende desde la negación de reuniones que sí han existido entre ETA y el PSOE -- traicionando e incumpliendo la Ley de Partidos -- hasta la pretensión de seguir negociando a sabiendas de que se negará la mayor de cara a la ciudadanía.

De lo referido más arriba sabe mucho Pérez Rubalcaba, desde que aprendió a engañar a los sindicatos docentes con motivo de la negociación de la LOGSE, allá por la segunda mitad de los años ochenta. Hasta María Teresa Fernández de la Vega nos quiso hacer ver que no estaba dispuesta a poner el Estado en venta: “El Estado de Derecho no se negocia”, ha repetido con insistencia. Y tanto repite aquello que desconoce que acaba haciendo el ridículo más inesperado, como en la rueda de prensa de hace unos días. Ridículo que empieza a ser normal y habitual en ‘Maritere’, tras la desautorización de Solbes, el esperpento que arrastra Manolo Chaves, la ‘patosidad’ que acompaña a Ángel Villalba y el ‘circo’ que moviliza Soraya Rodríguez en el Consistorio vallisoletano.

A los presos se les ha puesto la “miel en los labios”, pero ETA sigue dando largas, a pesar del requerimiento escrito remitido a la organización por parte de los asesinos encausados. Las mesas no se van a constituir nunca. Zapatero lo sabe y está asustado por ello. Su atractivo por la ‘serpiente’ se ha desmoronado. Ha depositado demasiadas esperanzas en Jesús Eguiguren, asesor condenado por apalear a su esposa, sin saber con quien se “gasta los cuartos”. El presunto líder vasco es un buen conversador en la mesa gastronómica, pero con la banda solo ha hecho el ridículo, ha gastado mucho dinero de los fondos de reptiles y ahora se esconde de ETA – acobardado y con el sentimiento de culpable – conocedor de ser objetivo principal y primero, junto con el presidente Rodríguez.

El asunto de las mesas es una medida de muy mal gusto, aunque el nacionalismo vasco no está dispuesto a perder protagonismo ni a admitir que el Estado le niegue “salir en los papeles o ver su firma en página destacada”. Los ‘cauces entre bandas’ están abiertos, pero hay miedo a dar el primer paso; tras ese avance no hay vuelta atrás. Tanto el presidente Rodríguez, como quienes apoyan la negociación entre ‘bandas’ no ocultan su temor ante un desenlace apresurado. Es muy difícil adoptar una decisión; solo la ignorancia y la demostrada estupidez de nuestro presidente, así como el deficiente asesoramiento recibido, pueden reiniciar un camino cuyo final desconocen por imprevisión, ignorancia, falta de astucia y engreimiento.

Jesús Salamanca Alonso

Hay que sembrar, Majestad

Por Antonio Jaumandreu

Lo lamento si alguien se ofende, pero lo diré ya de entrada: para mí, quemar una foto del Rey tiene una importancia relativa. Por supuesto, me parece mal, me parece propio de gamberros y vándalos impresentables, pero tengo mis serias dudas sobre si este comportamiento ha de tener un castigo penal. Vamos, que si a mí me da por pegarle fuego a una foto de Zapatero no creo que sea como para llevarme a la cárcel. Sí, lo sé: el Rey representa al Estado, la soberanía nacional y tal. Vale, pero aún así me parece que hay cosas mucho más graves (declaraciones de algunos altos líderes políticos, presidentes autonómicos, etc.), y que tanto revuelo mediático, útil por supuesto para demostrar con qué virulencia se expande el separatismo, eso sí, ha acabado dando en definitiva más eco a un asunto del que, de otra forma, no se hubiera enterado casi nadie.

Dicho lo cual, me sirve este hecho para comentar con un ejemplo lo que a veces he reprochado en este foro respecto a la actitud de los poderes del Estado respecto a los territorios digamos problemáticos. No sé si la información es cierta, pero tal como la he oído la transcribo: los Reyes no visitaban Gerona desde hacía… ¡32 años! Vamos, que la debieron visitar nada más ser proclamados, probablemente para tomar posesión del título de Príncipe de Gerona, o algo así. Es sólo un ejemplo, pero es muy fácil pedir luego que mantengamos encendida la llama de la adhesión a la Monarquía y cosas similares, cuando nuestro Rey, sin duda con una agenda apretadísima, no ha podido darse un garbeo por Gerona más que una vez en 32 años. De la misma manera que, según dicen los que entienden, el amor hay que alimentarlo día a día, el patriotismo y la adhesión a las instituciones que simbolizan la Nación también requieren cierta “siembra”.

Los árboles y el bosque

Bachillerato para los burros

Por Almudena Negro


Tratando de ocultar el crimen cometido contra varias generaciones de indefensos españoles los socialistas, haciendo buena la máxima que dice que si la realidad no se amolda a la teoría peor para la realidad, han decidido esconder las pruebas de su delito, o sea, las espeluznantes cifras de fracaso escolar –superamos el 29% y eso que el nivel de exigencia anda, desde hace más de una década, por los suelos-. A partir de este año será casi imposible que los jóvenes no obtengan el título de bachillerato. Título importante en un país aquejado de “titulitis” y en el que las políticas igualitaristas han liquidado la formación profesional y la igualdad de oportunidades para los hijos de los que no pueden costearse un colegio privado.

La señora de Arenillas, ministra de Educación, acaba de reformar el bachillerato con el fin de ponérselo aún más fácil a los vagos y gamberros de siempre, ahora llamados “jóvenes con necesidades de adaptación curricular” por los seguidores del lenguaje políticamente correcto. Vamos, que los de ZP, para no variar, van justo por el camino contrario a la senda emprendida por la mayoría de países europeos. Ahí tienen a Sarkozy reivindicando la escuela de Jules –la de, en palabras del presidente francés, la “excelencia, mérito, respeto y civismo”- y arremetiendo contra la “sesentayochista” escuela del complejo de Peter Pan, que no instruye sino que “infantiliza” a los alumnos. Ahí tienen Suecia y su cheque escolar.

En España –o lo que queda de ésta- se pasará de curso con cuatro asignaturas suspendidas. Vamos, que aprobando educación física, música, dibujo, educación para la tiranía y poco más se promocionará al alumno, que no será un fracasado, aunque siga siendo un perfecto analfabeto funcional de los que no piensan por sí mismos ni saben leer y escribir pero aporrean, cual mandriles, cacerolas en plena vía pública, porque tendrá un título decorando la pared de su cuarto.

Seamos sinceros: si vagueando, tomándose la vida a pitorreo; si siendo un vago y un irresponsable te dicen desde el Ministerio, al igual que se lo dicen al chaval laborioso, tenaz, trabajador, responsable y sobresaliente (de empollón lo tachan los demás, que, por supuesto, se ríen de él y lo marginan) aquello de “progresa adecuadamente” (el cero es fascista y por eso lo han prohibido)… ¿qué es más fácil? Pues hacer pruebas para tratar de entrar como concursante en la casa de Gran Hermano. Y es que educación –la de la escuela liberal, que es la que enseña al alumno a pensar por sí mismo y no le dicta, como hace la escuela socialista, lo que debe de pensar- es libertad. Y eso no se estila en esta época del talante de la paz y la negociación con terroristas.

Así pues, negro futuro nos espera. Generaciones enteras haciendo cola para que sus familias los vean hacer el hortera en televisión. Y todos con el título de bachiller, como Montilla y Pepiño, bajo el brazo. El alumno no fracasará pero la escuela no vale para nada.

Pues que les regalen el título nada más nacer. Lo que nos íbamos a ahorrar en, por ejemplo, pedagogos y funcionarios y todo un ministerio de Educación… ¡título para todos ya!

[Nota: ¿Qué pasará con los que, con mala baba, nocturnidad y alevosía, suspendan “Educación para la tiranía”? Seguro que esto la ministra, que amenaza a los padres que defienden su libertad para educar a sus hijos en sus valores y pretenden ampararse en el derecho a la objeción de conciencia, no lo ha pensado.]

Almudena Negro
Diario Siglo XXI

viernes, septiembre 14, 2007

Desde mi trinchera liberal: Jesús Mosterín. Ciencia viva


Jesús Mosterín juega en este endeble libro a científico y teólogo, sin ser ninguna de las dos cosas. Es un filósofo metido en jardín ajeno.



El libro resulta incosistente, y en ocasiones, puro disparate. Veamos algunos de ellos.En uno de los capítulos, el filósofo Mosterín se dedica a hablar de la clonación, de la cual es un ferviente entusiasta. Lo primero que hace es saludar efusivamente a la oveja Dolly, muy famosa cuando se publicó este libro, allá por el año 2001. Mosterín se congratula de la buena salud de que gozaba la ovejita en ese momento, demostrando el mismo don de profecía que zapatero con el proceso de paz.



Al poco tiempo, la ovejita Dolly empezó a envejecer prematuramente de forma inexplicable, sufrió artritis, y falleció por una infección pulmonar. Adios mitos.



Cita Mosterín algunas objeciones que se pueden hacer a la clonación humana, que en defintiva es lo que se buscaba al clonar mamíferos. De forma incomprensible, no cita la que es la principal objeción moral que se hace a la clonación: la investigación con embriones humanos es despojarles de sus derechos de personas y tratarlos como desecho de laboratorio.Es destruir vidas humanas . De esta objeción, no dice nada. Le debe parecer baladí, a pesar de ser un debate social de primer orden.



Sí cita en cambio tres objeciones a la clonación humana, digamos, de otra índole. La primera objeción es que podría darse un cambio en la conducta sexual de las personas, y se pasase de la reproducción sexual humana a una reproducción exclusivamente por clonación. No se rían que lo dice en serio. Reconozco que jamás había oído semejante objeción, pero me deja perplejo. Puedo entender, y me parece respetabílisimo que una persona se haga célibe por el Reino de Dios, y para eso les da su Gracia.Pero lo de hacerse célibe por el reino de la clonación me parece un debate que sólo existe en la mente de nuestro filósofo.



La segunda objeción compite con la anterior en "originalidad". Hay que aclarar que para Mosterín, más que de objeciones, estamos hablando de espantajos alarmistas.El segundo espantajo alarmista pues es el siguiente, textualmente cito: "la posibilidad de que en el futuro a alguien se le ocurra hacerse un clon de sí mismo como esclavo o cantera de órganos sin rechazo". Es decir, que usted se clone a sí mismo para convertirse a sí mismo en esclavo de usted mismo.O guardar a su otro yo en la nevera, junto los tomates, la nocilla y el chorizo pamplona para ir cogiendole el órgano que necesite. No me digan que no tiene enjundia. Pero tranquilos, esto no pasará. Según Mosterín, las leyes protegerán a su clon. Vuelvo a citar textualmente: "Se olvida que el ser humano obtenido por clonación tendría los mismos derechos legales que asisten a cualquier ciudadano.Si alguien (aunque fuese su "padre"), le arrancase los órganos contra su voluntad, acabaría enseguida en la cárcel. Ya saben, el caso de Jesús Mosterín contra Jesús Mosterín Clon.



Vamos con el tercer espantajo alarmista. Mejor volver a citar con Mosterín con sus propias palabras: "Otro presunto peligro consistiría en que un dictador loco a lo Hitler se dedicase a clonarse a sí mismo. Se olvida que un dictador quiere acaparar él mismo todo el poder, y no está claro su interés en crear su propia concurrencia. En cualquier caso, un dictador loco siempre es peligroso (inciso mío, gracias por la aclaración), con clonación o sin ella (inciso mío otra vez, ¿pero no hemos quedado que un dictador no se iba a clonar a sí mismo?. ). El Hitler histórico (inciso, ¿hay otro que no sea histórico, gaseoso por ejemplo?), no necesitó de tecnología más avanzada que la de los hornos de gas (Inciso..una cosa son las cámaras de gas, y otra los hornos crematorios) para producir el holocausto de los judíos. El peligroso era Hitler, no el gas (Bien, ya iba a denunciar a Gas Natural).



Si a estas alturas no están deslumbrados por semejantes argumentos, les amenazo con volver a una segunda parte lo antes posible.
Tan aplastante lógica se merece el siguiente epigrama que le dedicó Bretón a un médico llamado Mata: Vive en esta vecindad/cierto médico poeta /que al pie de cada receta /pone Mata, y es verdad.

Ana Pastor desvela qué es Educación para la Ciudadanía



Vídeo vía libertaddigitaltv

Radicales queman un retrato de los Reyes en plena visita de don Juan Carlos a Gerona

Insultos y amenazas al Partido Popular de Cataluña

Desde mi trinchera liberal: Pitoniso Solbes


Las previsiones en economía suelen ser agradecidas. Como dicen los clásicos, Economía es decir que mañana va a pasar X y pasado mañana explicar por qué no pasó esa X. Solbes acaba de sacar brillo a su bola de cristal, y ha profetizado que los tipos se estabilizan, e, incluso podrían bajar.



Solbes ha decidido entrar de lleno en el teatro electoral. Quizá cansado de ser el jarrón chino del gobierno que, se ponga donde se ponga, estorba a todos, y al que atizan unánimes. Lo mejor es contextualizarse, ha pensado Solbes. Ser uno más en la charanga gubernamental.



La semana pasada, en declaraciones a la SER, cadena oficial del régimen, Solbes pintó un paisaje de la economía española mucho más sombrío, con parada y fonda en la incertidumbre. Nos habló de dudas, de volatibilidad, de inciertos panoramas. De todo aquéllo que, en definitiva, hace que el dinero busque escondite. De todo aquéllo que Zapatero se esfuerza en maquillar. Nos quedan casi doscientos días de cosmética.



Zapatero no supo elegir otra forma de contraprogramar el discurso de su vicepresidente y ministro de economía, que apoyarse en Botín. Desde los tiempos de Alfonso Guerra, Botín sabe que a un gobierno socialista se le ayuda cuando así lo requiere. Lo contrario, sería encaminarse hacia el abismo, los expedientes equis y Arenillas de sabueso. Así que no hizo objeciones a la foto con Zapatero, y le regaló los oídos con el guión que quería oir: España es el wonderland de la economía.



Trichet acaba de declarar, dejando los discursos triunfalistas en un callejón sin salida, que la economía aún se mueve en la incertidumbre, y que nuevas subidas de tipos no son en absoluto descartables. Qué gran oportunidad perdió usted de haber estado callado, Sr Solbes.

Catalán en los recreos. Mientras en USA …

Por Luis I. Gómez


El provincianismo está llegando a cotas apenas superables. Dentro de nada veremos "comisarios lingüísticos" controlando el uso del catalán. Mientras, en USA:

Spanish_USA.jpg

Interesante los resultados del último estudio de la Modern Language Association.

Luis I. Gómez

Desde el exilio

Peones Negros agredidos por independentistas catalanes

La Asociación Peones Negros Barcelona, al amparo de la legislación vigente respecto al derecho de manifestación y concentración, con motivo de los incidentes acaecidos el pasado día 11 en la Plaza de San Jaime,

HACE CONSTAR
1.- Su denuncia pública por la agresión, en toda la extensión del término incluida la moral, de que fue objeto durante el desarrollo de su acto "11 de cada mes", entre las 20 y 21 horas por parte de radicales independentistas que provocaron la suspensión del acto cuando faltaba más de la mitad de su contenido y quedaba por consumir más de la mitad del plazo autorizado.
2.- Su denuncia pública ante el desamparo de que fue objeto, por parte de las fuerzas de la Policía Autonómica, más preocupadas en desalojar, a quien pacíficamente estaba en el desarrollo de un acto autorizado por su Superioridad, que en desalojar a quienes estaban incumpliendo la legalidad, concentrados y manifestándose sin permiso, insultando, amenazando y haciendo apología del terrorismo con sus gritos de ¡Visca Terra Lliure!
3.- Su denuncia pública ante los argumentos disuasorios esgrimidos por uno de los mandos de dichas fuerzas en el sentido de que, aparte de los alborotadores concentrados en la plaza, perfectamente controlables con los efectivos desplegados, había aproximadamente otros 5.000 aproximándose por Vía Layetana; detalle que posteriormente se comprobó era falso.
4.- Su denuncia pública ante actitudes coactivas por parte de alguno de los integrantes de dichas fuerzas en el sentido de que: o acabábamos o retiraban ellos el material.
5.- Su denuncia pública ante el sabotaje de que fue objeto el generador de corriente cuando estaba sonando el Himno Nacional habiendo aceptado ya nuestra retirada.
6.- Su solidaridad para con los dirigentes y militantes del Partido Popular que habían sido, a primera hora de la mañana, objeto de actitudes similares por parte de, más o menos, los mismos grupos radicales. Solidaridad especialmente extensiva al Presidente del Grupo Municipal por la amenaza de muerte de que fue objeto.
7.- Su solidaridad para con los dirigentes y militantes de Ciutadans, Partit per la Ciudadanía que, a mediodía, fueron objeto de igual tratamiento.

Joel Joan y Hèctor López Bofill en la Diada



Video vía criterio

miércoles, septiembre 12, 2007

Un novelón que nunca será un peliculón


Por Antonio Jaumandreu

He acabado de leer “La enfermera de Brunete”, de Manuel Maristany. 1.000 páginas de novela, con todos los alicientes de las historias clásicas: amores, desamores, traiciones, guerra, asesinatos, espías, pasiones, lujo, miseria, heroísmo, honor,... Una intensa historia de amor que presenta la particularidad de estar ambientada en la Guerra Civil española y la absoluta originalidad dados los tiempos que corren de presentarse desde el punto de vista de los nacionales.

El protagonista principal es el hijo de una familia aristocrática catalana, al que el estallido de la guerra pilla apenas en la veintena, y que se alista con los requetés en buena medida para vengar las muertes de su abuelo, su padre y su hermano y la violación de su hermana, así como el incendio de su casa, a manos todo ello de los rojos en los primeros días de la guerra.

Es especialmente interesante el relato de esos días de julio en Barcelona, en particular para quienes habíamos oído de nuestros propios padres y abuelos estas o similares historias, y que de un tiempo a esta parte empezábamos a dudar si todo eso había sucedido realmente, ya que la nueva “memoria histórica” parece haber decidido borrar de los libros la barbarie revolucionaria de aquellas fechas.

No esperen ver la versión cinematográfica. Sin duda, daría para un gran guión, pero no cabe esperar que, dada su perspectiva poco progresista, ningún productor se lance a la tarea. Recomiendo su lectura. Tendrá mayor o menor valor literario, aunque en general está bien escrita y es fácil de leer, pero en todo caso constituye un fresco histórico nada desdeñable, en el que se entremezclan personajes reales (Franco, Pasionaria, Mola, Ridruejo, Hemingway, Philby, Companys,...) con otros de ficción. Eso sí: procúrense un atril, porque el tomo se las trae. Abstenerse los convencidos de que la República era el mejor de los mundos, y de que los únicos malvados de la historia eran los facciosos rebeldes.

Los árboles y el bosque

Desde mi trinchera liberal: Soria, jubílate




La historia de investigaciones médicas llevada a cabo por el Doctor Soria, ha sido un cúmulo de fracasos, remunerados, eso sí, generosamente. El Doctor Batanegra ha hecho de la investigación con embriones un suculento negocio, mercadeando con falsas ilusiones de curación en los hombres.



Un profesional del cuento, de la cuenta, y de las recetas milagrosas de curación. No ha conseguido el Doctor Soria ningún éxito en sus investigaciones que pueda ser aplicado al bienestar de los hombres. Ni uno solo. Y por esa razón, ha aceptado el puesto en el banquillo sectario del gobierno de Zapatero. Ni el mismo Soria se creía el hipótetico éxito de sus investigaciones. Sólo tenía humo entre sus dedos. Entrar en el gobierno le supone una salida más o menos airosa, y una excelente ocasión de supeditar la "ciencia" a ideologías contrarias a la vida.



¿Alguien en su sano juicio puede creerse que Bernat Soria tenía fe en el futuro de sus propias investigaciones, cuando las abandona para alistarse en la política con mayúsculas? . Dejando a un lado el debate moral, ¿Qué científico, de saberse con probabilidades de lograr hitos de curación en enfermedades hoy irresolubles, hubiera secado la vía de esas investigaciones para dedicarse a otra cosa? Desde luego, no Bernat Soria. Si se va es porque es consciente de la naturaleza excesivamente endeble de sus investigaciones.



Bernat Soria llevaba años alimentado falsas expetativas de curación en los hombres mediante la investigación, y posterior liquidación ,de embriones humanos. Medicina ficción que ni él mismo se cree, como demuestra el hecho que la ha abandonado por un sillón en el gobierno.



Algo similar se puede decir de esa aberración que pretende crear embriones híbridos, humanos y animales, con el fin, como no, de asegurarnos el número premiado en la lotería de la salud. La historia de los impulsores de esta idea, los equipos de investigación de la universidad de Newcastle-upon-Tyne y el King´s College londinense, acumulan, en el campo de la investigación terapéutica con embriones humanos, una larga noche de fracasos. Aún así, siempre encuentran fondos y presupuesto, público y privado, para dar un salto más en esta carrera hacia el abismo. Maquillar la destrucción de embriones con quiméricas profecías de curación sólo está sirviendo para llenar los bolsillos de unos cuantos científicos avariciosos. Pero enumerenme un solo éxito.



En una entrevista publicada hoy en el diario El Mundo, Bernat Soria reafirma los peores presagios en la implatanción de la cultura muerte. Deja abierta la puerta, por ejemplo, a medidas coercitivas para los médicos que se nieguen, por conciencia, a dar la píldora abortiva post-coital a adolescentes que la solicitan. Para ello, el Doctor Batanegra Soria declara, como excusa, que la salud de las adolescentes debe primar por encima de cualquier otra consideración. ¿Es acaso el embarazo, una enfermedad?. Basta ya de engaños. Usted no puede vivir permanentemente instalado en el fraude, Sr Soria.

La ministra Cabrera se quita la careta al hablar de la Educación para la ciudadanía.


Mi vuelta al foro después de unas vacaciones "merecidas"... digo yo. Pero urge desenmascarar a estos liberticidad, porque si siguen cuatro años más dejarán pequeños a Hitler y Stalim juntos... son una mezcla de "marxistas" y "nacional-socialistas" curiosos... pero con una batalla particular contra las conciencias.



De Aragón Liberal (Enviado por: frid) , 12/09/07, 08:34 h

Lo que le interesa a la Ministra es ¡contrarrestar los vientos neo-liberales de la sociedad española!... en definitiva: la asignatura está vista como un freno a la ¡libertad! "Donde hay socialismo, no hay libertad".La ministra Cabrera se quita la careta al hablar de la Educación para la ciudadanía.


La ministra Cabrera ha afirmado que la asignatura "Educación para la ciudadanía" es muy importante para contrarrestar los vientos neo-liberales que corren en la sociedad.
Frase sin desperdicio. La asignatura ya no es un modo de contrarrestar las enseñanzas de las Religiones sobre la existencia de Dios y los contenidos éticos y morales de las acciones de la vida humana sino que también debe contrarrestar "movimientos de la sociedad civil" que impulsan la libertad individual.


Dóciles al estado es el ideal del "educando" en la asignatura socialista. Esclavos y servidores del Estado fomentados desde el pensamiento socialista. ¿Eso es totalitarismo ideológico?
Y lo más grave. Con los impuestos de todos se impone el modelo "anti-libertad" de unos. ¿Todos borregos?


Claramente la ministra Cabrera ha hablado esta vez "con los verdaderos motivos" de esa totalitaria asignatura. Sin tapujos nos propone atentar contra "los aires de libertad" que la sociedad reclama.


Por eso sus urgencias, sus amenazas, sus prioridades... y por eso la necesidad de objetar a esa asignatura, paso importante en la imposición de la religión laicista del estado socialista.


frid

martes, septiembre 11, 2007

Què fas, Sirera?


Por Antonio Jaumandreu

A ver. El 11 de septiembre de 2007, como cada año, lo previsible es que los líderes del PP que acudan a depositar una ofrenda floral ante el monumento a Rafael de Casanova sean increpados, abucheados, insultados y, tal vez, agredidos de manera más o menos liviana.

Será Daniel Sirera el tercer, cuarto o quinto líder del PP que acuda a esta ceremonia que celebran los líderes políticos y sociales barceloneses sin más objetivo que el de salir en la foto con semblante solemne y grave. Piqué, Fernández, Vidal Quadras,… no sé si me dejo alguno. Por supuesto, todo el mundo debería tener el derecho de acudir a depositar flores en memoria de quien le dé la gana, llámese Rafael de Casanova o Mary Santpere. Y por supuesto también las autoridades tienen la obligación inexcusable (que incumplen año tras año, claro está) de garantizar que ese gesto se produzca sin agresiones. O sea, que entiendo que se reivindique, como hace Girauta en su artículo de LD, la indispensable libertad de “ir donde les dé la gana”. Sentado esto, mi pregunta es qué narices se le ha perdido al líder de turno del PP yendo a depositar un ramo de flores ante el mitificado conseller en cap.

A ver si nos enteramos de una vez: los militantes y simpatizantes del PP en Cataluña no somos precisamente nacionalistas. Hace tiempo que dejamos de creer, casi simultáneamente, en el ratoncito Pérez, en los Reyes Magos, y en la historia de Rafael de Casanova, a quien durante décadas nos dieron por muerto en defensa de Cataluña frente a España. Luego resultó que ni murió en combate, sino ejerciendo como abogado muchísimos años más tarde, ni por supuesto la guerra es la que nos cuentan. Vean si no el brillante resumen que hace Fernando Díaz Villanueva al respecto.

Entonces, ¿de qué se trata, para qué va el PP en procesión de marcado carácter masoquista a un acto con el que sus simpatizantes no nos sentimos en absoluto identificados? ¿Para confundirse con el paisaje, para poder lucir alguna brecha en la frente o alguna americana manchada de huevo? ¿No sería mucho más digno plantarse y decir “no hay ofrenda floral porque no participamos de la demagogia ni de la falsificación histórica que rodea el 11 de septiembre, icono nacionalista introducido con calzador en una comunidad que celebra con mucho más entusiasmo la festividad de Sant Jordi"? Hubiera sido un buen primer paso plantarse, pero no por miedo, sino por una decisión clara y argumentada. Bien, quizá el próximo líder…