domingo, julio 20, 2008

Esperando el oráculo

El Presidente vuelve a convocar comités de expertos para iluminarnos a todos. Todavía recuerdo el comité de sabios que iba a renovar TVE. No tengo claro si aquello terminió en algo productivo. Mucho me temo que no. Otro informe en un cajón, más dinero gastado y seguimos con la misma televisión pública de siempre.

Ahora toca la cuestión económica. Al Presidente Zapatero no le bastan con los informes internacionales, nacionales, con las opiniones de analistas, de todos los partidos de la oposición, con los números oficiales, con los efectos que vemos todos los días. No. Nuestro Presidente es un hombre que no se deja llevar por las pasiones y por lo aparente. El, hombre mesurado y recto, esperará a que un comité de expertos “tome la temperatura” de la situación. Entonces sabremos si la crisis económica ha dejado de ser opinable o no porque nuestro Presidente tendrá ya un informe final. Ese, y no otro, será el que nos permitirá saber la verdad sobre la crisis. Dicen que la revelación tendrá lugar el 24 de julio. Hasta ese momento habrá que esperar a que el comité de expertos y el Presidente deliberen.

Somos ciudadanos que nos dejamos llevar por el ruido de medios de comunicación perniciosos. Lo correcto es esperar al día 24 y estar callados porque solo un comité de expertos nombrado por el Presidente nos puede dar las claves de la situación.

Es una pena que nadie en el Ministerio de Economía, o el de Industria o el de Trabajo o nadie en ninguna de las oficinas de Vicepresidencia o de Moncloa pueda llegar a los niveles de iluminación que ese comité de expertos es capaz. Es una pena que ningún organismo internacional, que el BCE, el FMI, el Banco Mundial y demás elaboren solo informes relativos y poco detallados.

Es una pena que nadie en la administración del Estado pueda dar con las claves. Afortudanamente tenemos a un presidente que es consciente de sus limitaciones y de la de sus ministros y no tiene miedo para pedir consejos a los sabios cuando hace falta.

Muy perdidos estaríamos si no tuviéramos a un Presidente humilde que es capaz de buscar y encontrar a los expertos que todo lo saben.

El día 24, el oráculo hablará. JLRZP saldrá de la Moncloa con la verdad revelada. Hasta entonces que callen conspiradores, antipatriotas, gente de la derecha extrema y periodistas pesimistas. Que callen y hablen los sabios. Y callemos todos ya que nada sabemos. Nos dejamos llevar por nuestras bajas pasiones y no entendemos que el optimismo todo lo puede.

Que la paz, el amor y la justicia social nos acompañen a todos. Elevemos nuestras laicas oraciones para que el gran espíritu del progreso nos ilumine a todos.

Así sea.

dosmildoce.wordpress.com