domingo, marzo 23, 2008

Desde mi trinchera liberal: SuperGaspi Llamazares


El solito ha conseguido abocar a Izquierda Unida a la marginalidad política y a la ruina económica. Llamazares se ha dedicado a actuar de monaguillo del gobierno socialista y a hacer de oposición de la oposición, en este caso del Partido Popular. Ha querido reeditar el Frente Popular y el no pasarán de las barricadas. Y la consecuencia de exagerar estereotipos ha acabado por polarizar el voto útil laminando a Izquierda Unida.

La debacle de Izquierda Unida se veía venir. Ya en 2004 Izquierda Unida consiguió crear grupo propio en el Parlamento sólo a costa de hacerle la cirujía estética al reglamento del Congreso. Lejos de acusar recibo, Llamazares siguió siendo subsidiario de Zapatero y su feliz convidado mediático. Cambió la crítica por la caricia, cedió su propio espacio de supervivencia. Tuvo de maestro a Anguita pero salió díscolo el púpilo. Y algo corto de entendederas. La perspicacia no es precisamente un don que adorne a Llamazares.

Da la impresión de que para Llamazares el voto útil es una marca de reciente creación para hacerle la vida imposible. Como si Julio Anguita, por ejemplo, no hubiese podido ser una víctima potencial de ese pragmatismo electoral. La diferencia entre los veinte escaños que consiguió Anguita y los dos que acaba de rascar Llamazares tiene que ver con la forma de hacer política de uno y de otro. Los electores castigan el camuflaje político y premian la distinción. Usted es quien mejor ha sabido cebar la escopeta del voto útil. No se extrañe de que ahora le hayan disparado al pie.

Ni siquiera en campaña electoral cambió Llamazares de música, y el mensaje que trasladó a su electorado es el mismo que le ha servido de guía estos cuatro años. Lo importante es parar a la derecha y volver a pactar el frentepopulismo. Todo es mejorable pero Zapatero está en nuestro lado del cordón sanitario. No se quejará Llamazares. Sus electores le han cogido la onda al vuelo. Premio a Zapatero y que viva el suicidio asistido, Don Gaspar. Pero no se preocupe. El PSOE sabe recompensar bien las servidumnbres prestadas y seguirá usted pisando moqueta roja. Pregúntele a López Garrido por la hoja de ruta. Eso sí, primero termine de enterrar a Izquierda Unida defintivamente, que está axifisiada por las deudas y sumida en su propio desconcierto. Gánese el carnet del puño y el capullo, hombre.

1 comentario:

juegos dijo...

Gaspy Gaspy, te has comido el mayor truño de todas las elecciones, de lo cual me alegro. saludos