viernes, octubre 20, 2006

Montilla: 1ª Semana de campaña, 1ª semana de pasión

Montilla ha vivido esta primera semana de campaña electoral, como una auténtica semana de pasión, entendiendo pasión como la primera de las acepciones del DRAE, es decir: "Acción de padecer"
Ha sido dura esta semana para el "capitán de capitanes" del PSC, pero aún le esperan más y más duras.
Comenzó con el revés que supuso la entrevista que le hizo Xavier Sala i Martín y que parcialmente publicó La Vanguardia, pero de la queluego ha trascendido su contenido íntegro. Siguió con el apoyo de CiU a los presupuestos del gobierno Zapatero, que por más que nos intentenconvencer de que le saldrán gratis a CiU, nadie se lo cree, desde que Más y Zapatero pactaron el Estatut y por supuesto más cosas. Elmiércoles el varapalo se lo dio la familia Maragall, al anunciar el primo del todavía President, Joan Antoni Maragall, que apoyaba a CiU,el jueves le dejó plantado el Presidente por una "gripe" y sus correligionarios aragoneses presentan un recurso frente a su Estatut. Y hoy viernes nos enteramos que el próximo debate de TV3, no sedesarrollará de acuerdo con las condiciones que pretendía imponer.Definitivamente una semana de pasión.
Montilla ha sido un hombre de partido, un hombre que con mano férrea ha impuesto su ley primero en el Ayuntamiento de Cornellá y después en el aparato de su partido. Pero como Ministro de Industria, empezaron sus problemas, de acuerdo con el principio de Peters, alcanzó sumáximo (hasta entonces) nivel de incompetencia, y ni siquiera fue capaz hacer los deberes de la OPA de Gas Natural, que llevaba ya en el interior de su flamante cartera de Ministro, deberes que le fueron encomendados como consecuencia de los pactos del Tinell. Desde la poltrona ministerial y gracias a la disciplina que sabe imponer en el PSC intentó y consiguió derribar a Maragall, pero no advirtió lo quese estaba tramando a sus espaldas: los pactos entre Más y Zapatero, que ahora le están empezando a pasar factura y no sabe todavía la"letra" que tendrá que pagar después de las elecciones.
Tal como van apareciendo las encuestas electorales, a Montilladespués de estas semanas de pasión, que para él van a ser esta campaña, le espera el camino del calvario, cuando deba optar entreapoyar a Más, por recomendación de Zapatero, o bien meterse en el jardín de un nuevo tripartito. Con lo bien y cómodo que se encontrabacomo Alcalde y señor de Cornellá, quien le habrá mandado meterse en estos berenjenales, son muchos los "cuchillos afilados" que le esperan en su propio partido. O bien alcanza la mayoría absoluta (algo casidescartable a estas alturas) y gobierna en solitario, o será el llanto y crujir de dientes en el seno del PSC, que incluso podría llevar a una ruptura PSC-PSOE.
sus problemas, de acuerdo con el principio de Peters, alcanzó sumáximo (hasta entonces) nivel de incompetencia, y ni siquiera fue capaz hacer los deberes de la OPA de Gas Natural, que llevaba ya en elinterior de su flamante cartera de Ministro, deberes que le fueron encomendados como consecuencia de los pactos del Tinell. Desde la poltrona ministerial y gracias a la disciplina que sabe imponer en el PSC intentó y consiguió derribar a Maragall, pero no advirtió lo quese estaba tramando a sus espaldas: los pactos entre Más y Zapatero, que ahora le están empezando a pasar factura y no sabe todavía la"letra" que tendrá que pagar después de las elecciones. Tal como van apareciendo las encuestas electorales, a Montilla después de estas semanas de pasión, que para él van a ser esta campaña, le espera el camino del calvario, cuando deba optar entreapoyar a Más, por recomendación de Zapatero, o bien meterse en el jardín de un nuevo tripartito. Con lo bien y cómodo que se encontrabacomo Alcalde y señor de Cornellá, quien le habrá mandado meterse en estos berenjenales, son muchos los "cuchillos afilados" que le esperan en su propio partido. O bien alcanza la mayoría absoluta (algo casidescartable a estas alturas) y gobierna en solitario, o será el llanto y crujir de dientes en el seno del PSC, que incluso podría llevar auna ruptura PSC-PSOE.

Jarim

1 comentario:

Ginesillo dijo...

Me alegro que conozcais la teoria de Peters del "Umbral de incompetencia". A mi siempre me ha gustado mucho. Pero en España casi no se conoce. Quiza por ese odio enfermo a todo lo anglosajon. Creo que el PSC y el PSOE hace mucho que alcanzaron su nivel de incompetencia y esto esta destrozando atoda la sociedad. El tripartito nunca debio llegar al poder en la Generalitat, ya que era incapaz de gobernarla. Y todo el gobierno ZP no debio llegar al gobierno de España. Ya que ni uno solo de sus ministros es capaz de cumplir las funciones del cargo. Si Montilla llega al poder en Cataluña demostrara que es mucho peor que Maragall. Al menos Maragall consiguio desempeñar el cargo de alcalde. Montilla no es capaz de llevar ni una tinda de ultramarinos.