jueves, marzo 02, 2006

Manifiesto: Juntos contra el totalitarismo:

Después de haber vencido el Fascismo, el Nazismo y el Estalinismo, el mundo se enfrenta a una nueva amenaza: el Islamismo

Nosotros, escritores, periodistas, intelectuales, hacemos un llamamiento a la resistencia al totalitarismo religioso y a promover la libertad y la igualdad de oportunidades en los valores seculares para todos.

Los recientes sucesos ocurridos tras la publicación de las viñetas de Mahoma
en periódicos europeos han revelado la necesidd de luchar por estos valores universales. Esta lucha no será ganada por las armas sino que lo será en el campo ideológico. No estamos asistiendo a una lucha de civilizaciones ni un antagonismo entre Occidente y el Oriente, sino a una lucha global que enfrenta a la Democracia y la Teocracia.

Como todos los totalitarismos, el Islamismo se nutre de miedos y frustaciones. Los predicadores del odio apuestan por estos sentimientos para formar batallones destinados a imponer un mundo liberticida y carentes de igualdades. Por ello, afirmamos claramente: nada, ni siquiera la de desesparación, justifica la elección del oscurantismo, el totalitarismo y el odio. El Islamismo es una ideología reaccionaria que asesina la igualdad, la libertad y el secularismo allí donde esté presente. Su éxito puede llevar a un mundo de dominación: del hombre sobre la mujer, del los Islamistas sobre el resto de los hombres. Para contrarestar esto, debemos asegurar los derechos universales a toda la gente discriminada y oprimida.

Rechazamos el "relativismo cultural" que coniste en aceptar que los hombres y mujeres de la cultura musulmana pueden ser privados de su derecho a la igualdad, libertad y valores seculares en nombre del respeto a culturas y tradiciones. Nos negamos a renunciar a nuestro espíritu crítico sin miedo a ser acusados de "Islamofobia", un desafortunado concepto que confunde la crítica al Islam como religión con la estigmatización de sus creyentes.

Apelamos a la idea universal de la libertad de expresión, de modo que pueda ser ejercido el espíritu crítico en todos los continentes, contra todos los abusos y dogmas.

Apelamos al espíritu libre y democrático de todos los países para que nuestro siglo se un siglo de luz, no de oscurantismo.

2 comentarios:

Airam dijo...

Sí, me sumo.
Pero también apelo como marco a la filosofía de Platón, la verdad y la justicia.
Y apelo a los valores CRISTIANOS como esencia. Al valor de la vida, al concepto de PERSONA, que no se reconosía antes, que existía antes de que la filosofía cristania abarazara a esta tierra.
Y es este marco y su esencia que necesito como el aire que respiro, que es el oxigeno de mi alma, el que el islamismo anhela destruir.

Paolo di Lautréamont dijo...

Sì, me sumo.