martes, enero 31, 2006

Asociación Gallega para la Libertad de Idioma (AGLI)

FORO LIBER@L os invita a conocer esta Asociación Gallega, vieja en su lucha pero joven en su entusiasmo, esfuerzo y tesón. Ellos mismos se presetan:

Desde hace algunos años, y con la excusa de la recuperación del idioma gallego, las personas que tenemos el español como lengua materna estamos sufriendo una serie de graves discriminaciones. Desde campañas de lectura en las que el español está censurado, hasta la valoración de un curso de gallego cuatro veces más que una tesis doctoral, pasando por la enseñanza obligatoria de un número cada vez mayor de asignaturas en gallego, la presión lingüística impuesta desde arriba es ya intolerable. Los recursos económicos empleados en tratar de galleguizar forzadamente a la sociedad gallega son cada año más importantes, miles de millones anuales.

Conscientes de la gravedad de la situación, un grupo de personas, en su mayoría padres de alumnos, formaron en 1988 la Asociación Gallega para la Libertad de Idioma (AGLI), cuyo objetivo es conseguir que en Galicia se respeten los derechos lingüísticos individuales.

Desde su fundación, AGLI se ha opuesto con todos los medios a su alcance a una mal llamada normalización lingüística, que no es otra cosa que una imposición antidemocrática del gallego, generada por la clase política, y que no responde en absoluto a la demanda de la sociedad, si exceptuamos a pequeños sectores vociferantes con escasa representación parlamentaria, y a ciertos sectores con intereses económicos en la imposición del gallego.

AGLI no está en contra del gallego, sino en contra de su imposición por encima de las libertades individuales.

¿Qué pretende AGLI?

- Que se considere el español también como lengua propia de Galicia, ya que, además de ser el idioma común de todos los españoles, es la lengua materna o habitual de una parte importantísima de los gallegos.

-Que cada persona pueda elegir, tanto en su vida privada como en las relaciones con la Administración, el idioma que desee.

-Que los padres, o los alumnos en su caso, puedan elegir el idioma en que van a estudiar, como ocurre en otras Comunidades Autónomas.

-Que la promoción de la lengua gallega no suponga en ningún caso discriminación de los que hablan español.

-Que se respeten los topónimos que tengan una fuerte implantación en español (como es el caso de La Coruña, Orense, Puebla...), independientemente de la validez de su forma gallega.

-Que las Administraciones autonómicas y locales provean toda la información también en español, para que ninguna persona se sienta discriminada.

-Que los medios de comunicación públicos de Galicia utilicen de forma equilibrada los dos idiomas propios de los gallegos.

-Que se dejen de utilizar los idiomas como arma política: tan gallego es el que habla gallego como el que habla español.

¿Qué hace AGLI?

-Denunciar públicamente cualquier discriminación por razón de idioma.

-Recurrir ante los tribunales las leyes, decretos o disposiciones que estén en contra de los derechos lingüísticos de las personas.

-Participar en conferencias y debates sobre el tema de la libertad lingüística.

-Tratar de crear en la sociedad gallega una conciencia de libertad y tolerancia en los temas relativos al idioma, mediante artículos y comunicados en la prensa y otros medios.

-Informar a los ciudadanos de cuáles son sus derechos lingüísticos, para que puedan exigir que sean respetados.

-Colaborar con asociaciones de otras Comunidades autónomas, de objetivos similares a los nuestros, a través de una Federación de ámbito nacional (FADICE).

-Informar periódicamente a los socios sobre las actividades desarrolladas, así como de la problemática relativa a la libertad lingüística, no sólo de Galicia, sino de otras Comunidades con problemas similares (Cataluña, País Vasco, Valencia, etc.).

-Intentar que el idioma deje de ser un tema de manipulación política, y sea lo que siempre fue: el medio natural de comunicación entre las personas.

En AGLI somos conscientes de que, aunque una gran mayoría de los gallegos están en contra de la imposición lingüística, existe una gran pasividad a la hora de manifestar esta disconformidad y en aunar esfuerzos para oponerse. Sin embargo, estamos seguros de que esta tarea merece la pena. Por eso te pedimos que no te limites a protestar en voz baja: únete a nosotros

Porque pensamos que el idioma es una cosa personal, que no pueden decidir los políticos

Porque las lenguas son propias de personas, no de regiones o países

Porque creemos que las lenguas son para comunicarse, no para excluir

Porque queremos elegir el idioma en que nuestro hijos van a ser escolarizados

Porque creemos que se puede amar a Galicia hablando en español

Estamos en contra de la "normalización lingüística" que es una imposición y un proceso anticonstitucional

3 comentarios:

Quintanero dijo...

Pues no os queda nada por hacer, porque sólo falta que se cambien algunas leyes y que las empresas privadas hagan lo que os dé la gana a vosotros e impongan el castellano...

El Liberal Digital dijo...

Es impresionante que hayamos llegado a esto. Ciudadanos luchando para que la lengua oficial pueda emplearse. Como si en Reino Unido tuviesen que pelear por usar el ingles, o por aprenderlo.

Una cosa es estar orgulloso de lo que se es, otra muy distinta es obligar a los demas a pensar como uno.

un saluddo

Anónimo dijo...

Desde mi libertad, yo desearia poder elegir en que idioma quiero educar a mi hijo, idioma por cierto oficial.
No dudo de la buena voluntad de muchos nacionalistas, pero estan comportandose como unos nazis y no parecen darse cuenta.
Un cordial saludo.