miércoles, diciembre 03, 2008

La cúpula de Barceló se cae

Catástrofe en el Palacio de las Naciones en Ginebra, el cielo cae sobre nuestras cabezas! Este es el titular del Tribune des Droits Humains

Parte del mangnífico fresco de la sala de Derechos Humanos en las Naciones Unidas se ha derrumbado en el día de ayer, pocos días despues de su inaguración. Informan fuentes diplomáticas en Ginebra.

Evidentemente, las Naciones Unidas intenta impedir que el hecho se conozca, pero las puertas de la sala XX del Palacio de las Naciones estaban cubiertos y las entradas prohibidas.

Creado por el artista español Miquel Barceló, el trabajo se inauguró con gran fanfarria el 18 de noviembre pasado, en presencia del Rey Juan Carlos de España, Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, por no hablar de unanutrida delegacion de altos cargos del o Gobierno de Zapatero. Lal lujosa renovación de la sala es un regalo de España.

La obra costó casi 20 millones de euros. Las empresas privadas han aportado el 60% del dinero. El resto proviene del presupuesto del Ministerio de Asuntos Exteriores de España, parte del cual estaba designado para la ayuda al desarrollo a los países pobres. Y esto, en nombre del multilateralismo, de acuerdo con los diplomáticos españoles, que confirmaron estas cifras.

Ni ellos ni el artista ha querido revelar sus honorarios Sin embargo, fuentes del Palacio de las Naciones, indican que Barcelo habría recibido 6 millones de euros. Durante su larga estancia en Ginebra, el artista tenía en una casa en Cologny (barrio donde residen algunas de las mayores fortunas del cantón). La vivienda costaba 15.000 francos suizos al mes, sin incluir los honorarios del chef francés contratado especialmente para él.

Si España quería restaurar su imagen con este gran obra, puede parecen un fiasco. Es uno de los pocos países europeos que no participan en los debates de la Revisión Periódica Universal (UPR), cuyo tercer período de sesiones tiene lugar en el Palacio de las Naciones - en una sala adyacente a los afectados por un desastre.

Preguntas sobre el colapso de la cúpula, Elena Ponomareva, responsable de informar a la ONU niega cualquier "incidente", pero reconoce que "el trabajo se está llevando a cabo en la Sala XX". De hecho, el Palacio de las Naciones, en Ginebra, parece estar en una carrera contra el reloj para reparar los daños, ya que el 12 de diciembre será la segunda inauguración oficial, con motivo del 60 º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, oficiada por el Secretario General de la ONU Ban Ki-moon

"Quiera el cielo que el fresco no le caiga sobre la cabeza"



2 comentarios:

Mortal Contribuyente dijo...

Bueno lo más lamentable sería comprobar que una parte del dinero dado a Baecelo iba destinado a vacunas en el tercer mundo

Iratus dijo...

Si finalmente llegara a confirmarse el desplome de los chorretones y las chorreras de la chorrada más cara de la historia de la humanidad, el escándalo, el descrédito, el deshonor y la ignominia serían –si cabe- aun mucho mayores de lo que ya lo son. Lo que inicialmente pretendía estar realizado a mayor gloria de España, de nuestro arte y sin duda, de la necedad humana, terminará por convertirse definitivamente en una de las más grandes óperas buffas que se hayan escrito en todos los tiempos… o al menos será la más cara jamás compuesta.

Y es que al final parece que existe una justicia divina, que por encima de la estupidez de la raza humana, nos recuerda lo que somos: seres humanos imperfectos, ególatras, vanidosos, materialistas y cortos de miras, a los que todavía nos queda mucho camino por recorrer para llegar a la madurez de la especie.

Lástima que no pueda hacer uso de las mismas fanfarrias, alfombras rojas y boatos con los que fue presentada la cúpula de la ignominia; lástima de clac que ahora no estará allí para aplaudir; lástima de prensa, luces y taquígrafos, que hoy no serán convocados a golpe de agencias de comunicación; lástima que me falte una corona, o el aura de oropel de un artista –de un actor- contemporáneo, para poner en loor de multitudes el colofón y la guinda al cagajón de los 20 millones de Euros.