miércoles, mayo 14, 2008

Amaneceres tristes

Bajo las nubes y las nieblas, otro cadáver. Familia rota. Más víctimas amaneciendo en el infierno.
Habla, desde su ignorancia perversa, el lehendakari. Nos habla de otro triste amanecer. Y nos suelta de nuevo sus sentencias de patio de colegio: “ETA sobra. Estamos hartos de ETA”. Casi me enternece ver como se emociona el lehendakari Ibarretxe. Pero un presidente no está para hacernos llorar o reír. Está para gobernar y para hacerlo de forma eficiente. Asegurar que los ciudadanos vivan seguros y libres debe ser la primera prioridad de un presidente. Pero si observamos la realidad del País Vasco eso no se cumple. Centenares de víctimas y personas amenazadas son los resultados de esa libertad violada.
Nos habla Ibarretxe de ETA como si fuera un tumor, un cuerpo maligno que extirpado dejará vivir en paz al País Vasco y España. Y pide a ETA, con un impotencia patética que, por favor, paren ya su actitud criminal.
No entiende o no quiere entender que la solución no es quirúrgica. No basta con extirpar el tumor etarra. Me pregunto si es ignorancia extrema o debilidad mental. Pero en cualquier caso el resultado es el mismo. Ibarretxe no puede analizar la realidad vasca de forma objetiva y no ve el problema en su totalidad.
Nada le hará reconsiderar su plan de autodeterminación ni su reunión con JLR Zapatero. El nacionalismo siempre pide tolerancia, debate y que los demás se moderen. Pero es incapaz de hacer lo mismo en sus propias filas. Hay un error fundamental en su planteamiento. Un partido, una ideología, que pretende hablar en nombre de todo el pueblo vasco, y con esa premisa hablará con el Presidente del Gobierno, pero que representa escasamente a la mitad de los votantes. Casi treinta años de autonomía y de gobierno no han dado grandes resultados en lo que señalaba como principal deber de un gobernante democrático: asegurar la seguridad y la libertad de los ciudadanos.
ETA es el problema, sí. Pero quien está en primera línea para resolver este problema está fallando gravemente. La huida permanente de la responsabilidad, buscando siempre el origen de todos los males en el otro, ciega el análisis político del nacionalismo vasco. Libertad, seguridad, eficiencia son palabras que no parecen importar. Porque preferimos hacer estúpidas comparaciones con el Tíbet y China y seguir jugando a estadista de tercer mundo con planes de estado libre asociado. No es la autodeterminación lo que resolverá el mal llamado problema vasco, Sr. Ibarretxe. Es el reflexionar sobre el problema vasco lo que puede aportar alguna luz. Reflexionar sobre el camino andado y sus consecuencias. No es un futuro utópico lo que dará la paz al pueblo vasco. ¿Acaso se ha planteado, Sr. Ibarretxe que hará ETA y sus representantes políticos el día que les digan que el País Vasco es independiente pero que no será un república socialista? No es un problema menor. Y ya sabe como resuelve ETA los debates ideológicos.
Siempre habrá errores por parte de un gobierno central. Pero instalarse en la reivindicación permanente sin por un momento pensar si uno debe revisar su estrategia es una grave irresponsabilidad.
El viraje nacionalista hacia posiciones más duras, a raíz del Pacto de Estella, no ha dado ninguna respuesta eficiente y positiva. ¿ No sería ya el momento de refundar el nacionalismo vasco y pensar cuales son los problema reales de la sociedad vasca y cuales son la respuestas reales a esos problemas?
Mucho me temo que clamo en el desierto. No hablo desde ningún imperialismo español ni demás bobadas. Hablo desde el sentido común de un ciudadano que conoce el País Vasco y cree que es posible vivir en libertad en el País Vasco si nos quitamos de encima ideas trasnochadas y utopías decimonónicas que atan a la gente con cadenas de emociones emponzoñadas. Otro futuro es posible. Y la solución no es únicamente política. Es también cívica. Si los vascos no se atreven a romper esas cadenas y no osan decirles a sus gobernantes que piensen con los pies en el suelo no habrá futuro ni libertad. Solo muerte y amaneceres tristes.

dosmildoce.wordpress.com

1 comentario:

Sinblancaporelmundo dijo...

Algo deber'iamos de aprender de los israel'ies; al menos ellos saben qui'en es el enemigo, y lo combaten. Aqu'i no, aqu'i con lamentitos y pesamitos que no sirven para nada.

Hasta cu'ando vamos a soportar los chantajes, las mentiras y los asesinatos de los terroristas? Yo quiero que los nacionalistas sufran tanto como nosotros.

http://sinblancaporelmundo.wordpress.com/2008/05/15/como-corderitos-al-matadero/