martes, febrero 05, 2008

No con mi dinero

Por Germont


Hay casi 2.500.000 autónomos en España. ¿Se han parado a pensar que es precisamente con su dinero, con el que Zapatero se dispone a regar sus fértiles sembrados de votos? Asalariados y pensionistas recibirán esa falsa devolución de 400 euros. Tampoco todos, únicamente algunos, lo cual demuestra que no es una devolución, sino un arbitrario reparto de fondos públicos que nada tiene que ver con la redistribución de la riqueza. Pero en cualquier caso, asalariados y pensionistas. Dado que se trata del pago de una cantidad lineal, y no proporcionada a los ingresos de unos y otros beneficiarios, es evidente para cualquiera que no es una devolución de impuestos cobrados en exceso, ni un reintegro de pagos motivado por algún derecho a deducción o desgravación. Es pura y simplemente un pago en metálico que además se presenta de forma descarada como fruto de la voluntad soberana, magnánima y omnipotente del líder. De algún sitio ha de salir ese dinero, y si la “devolución” se instrumenta y recibe su coartada jurídica a través del IRPF, no hay más salidas: los pagos proceden de los demás contribuyentes de ese impuesto.

Así que ya lo saben los autónomos: de sus impuestos, el líder del PSOE promete, si sale reelegido, regalar 400 euros a los asalariados, entre ellos probablemente los propios empleados del autónomo. La memoria es débil, pero a la hora de votar no está de más tentarse el bolsillo, y recordar que el gobierno del PP eliminó el IAE para los pequeños empresarios autónomos, y que el del PSOE se propone regalar nuestros impuestos para incentivar (ya que no le gusta el término comprar) el voto. Las proclamas públicas de progresismo de los titiriteros resultan muy solemnes y llamativas, pero la realidad del autónomo se mueve muy lejos de las candilejas y del histrionismo de los actores. 400 euros son muchos euros, y resulta indecente que se utilicen para comprar votos. El que quiera pagar por un voto, que ofrezca sus propios fondos.

No con mi dinero.



Germont

1 comentario:

liberalia dijo...

Sin duda todos los autonomos tomaran nota de esta nueva discriminacion zapateril.

Desde luego que en la España del siglo XXI se produzcan estas acciones caciquiles, es caunto menos fuente de perplejidad.