viernes, febrero 08, 2008

Los artistas vuelven a apoyar a Zapatero: Plataforma PAZ

- Pincha aquí para ver el vídeo
- La noticia en Libertad digital
Me parece increíble que dentro de ese gremio no haya gente que crea que Zapatero lo está haciendo fatal. ¿O es que las subvenciones hacen que la gente no diga lo que piensa?
- El 21 de diciembre del 2007 el ministerio de cultura concedió 56 millones de euros en ayudas al cine español, en una única resolución.
- Ayudas al Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA)
- El cine español recibirá 555 millones de euros hasta 2013
¡¡Y sin crucecita del IRPF!! Directamente …más información en Noticias molestas

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo también estoy con ^^. Igual que la Iglesia se posiciona de parte del PP, algunos artistas, deportistas y empresarios apoyan a Zapatero. Olé por ellos!

Ártabro dijo...

Me parece magnífico que se pueda prestar este tipo de apoyo a cualquier candidatura y en todo caso no creo que iniciativas como esta deban ser objeto de crítica.

Anónimo dijo...

Esto le hace más daño que bien a Zapatero, llevan la palabra SGAE escrita en la cara.

Anónimo dijo...

pues yo creo que es una camapña ingeniosa... la verdad, poca gente es capaz de acentuar un resgo físico que ha servido normalmente para su caricaturización...
es brillante.
y de eso de que le hace más daño que beneficio, no estoy de acuerdo en absoluto, fijense en la campaña de 2004, algo tan insulso como Zapatero Presidente [ZP] y le sirvio para hacerse conocer por la mayoría de la gente, con la inestimable ayuda del PP que en tono jocoso le dio bombo.

Anónimo dijo...

La verbena de “la PSOE”

En un principio fueron los políticos profesionales, así se les llamo por cobrarse salarios sensacionales, y ello desde que vinieron al mundo que no por otra cosa ni por seguir otro rumbo. Luego vinieron los votantes subvencionales, así se les llamo por forrarse a pesar de todos los males, y por no pegar ni palo y vivir de vacaciones siempre que su cacique ganase las elecciones. Así se completó “la partitocracia sórdida, opípara y estulta”,“la PSOE”, y óe!!, y su demagogia subvencional culta, moral y de progreso, política de muy poco seso.
Recientemente un sindicato de cinco mil cortesanos, de cortas mangas y largas manos, de sus derechos de participación comisionistas, saciados y absortos por las logias socialistas (ritos basados en la potestad de imponer a los contribuyentes, el pago de cánones y consumos silentes) consideran que es preferible sacar tajadas, a pares y dobladas, disfrazándose de campanilla en un cuento de hadas. Han de producir substitutivos propagandísticos para las campañas de políticos tan místicos, … semiótica … que diría el primo del matasanos desde su óptica. Cualquier cosa menos frenarse cuando a los paganos ofendas, y es que poco te importan las cuentas si de “la PSOE “ te alimentas, bien puedes invitarles a no consumir tus productos, y es que los consuman o no, los pagarán los muy incultos. Ante la “PSOE” por tanto, no importan ni tus creaciones ni tu belle canto; no importa que mucho produzcas o haga treintas años que no te luzcas, no importa que sea deliberado de que lo producido lo sea para ser denostado; no importa que nadie te compre presto, si ha hacerle propaganda al político estás dispuesto; prestarse deben a hacer campaña electoral, luciendo garfio en el ojo, en el ojete o en ojal, es un comportamiento que se le exige por demás, al progre verbenero con pesebre en el mundo de nunca jamás. Luego si pagano e hispano tienes el fiscal pelaje, la verbena cortesana te hará un buen traje para pagarle el rodaje. Mientras Zeta Pan que no conoce el atino, rapado y encapado, el Conde Drácula dirías que es su padrino. A fin de cuentas la burocratización de la cultura también se cobra interés y usura, a través de las técnicas silentes de la demagogia subvencional, afirma que no pretende más que rectificar el desigual mal gusto nacional, más bien te chupa la sangre mientras te cobra la sangría, a cambio te ofrece dispendios y no demasiada alegría, deleitándonos con tan selecta porquería.
Particularmente la “PSOE” no me sacia pero me hace gracia; me complace consiguiendo que los votantes subvencionales no hagan de las políticas sus artes profesionales, para así saciar sus ínfulas de merecer salarios fenomenales. Les ha de bastar con aceptar su condición de bufones verbeneros, y cantar para la PSOE todos los agostos y eneros, como y buenos fieles romeros de la cofradía de los santos dineros, fieles lazarillos de políticos tunantes y trileros. Pido por demás caridad cristiana para con la verbena cortesana, para su culto y cofradía, y defiendo su libertad para hacer cada día, del voto mendicidad, para seguir forrando las catedrales de fálica sacralizad, que satisface la alegría de buen grado, y el interés generalizado, y el gusto pluricivilizado, .¿O acaso quieren ver los crueles asnos derechistas mendigar a los artistas por las taquillas capitalistas?. Para ello se han de concebir, la ley de los cines y cinemas y de su traducir, del libro y de los currículos, de la prensa y prensbisterios ridículos, de las televisiones e institucionales piensos, cumbres, remontes y descensos, teatros y conciertos, cuatros y pornos pedagógicos, y el Museo de los cien mil colmos ergonómicos, el bandolerismo de las telecos, piñatas, premios y gremios pitagóricos y los cánones de las ruedas de molino como colofón del desatino, institutos e institutas pares y nones del cultural sino, paritarias y plurales, territoriales y plurinacionales, prosticultódromos catódicos y sónicos, físicos e históricos, eventos metafísico ornamentales, a veces radiofónicos y siempre ideológicamente armónicos, sociolingüísticos y polifónicos. Oficiantes, plañideras y viudas de funerales retroactivos de de todas las eras, pensiones a los ancestros y albaceas, estudios sobre la cabra del Ripolles y Jesucristos desnudos del revés, ágapes, festivales y verbenas y alegría para los nenes y las nenas, inmediáticas batallas y refriegas, sacas y contrasacas ciegas, manifas y tanatorios, jaurías y ambulatorios, desfiles, boatos y inauguratos e inagurandos folklóricos y vecinales del vecinando vecinar, políticos hatos, hatos de políticos experiementales, y corralas sin cordajes, corralos sin ambages, lujosos corrales y videts de ministros bermejos, de rubios y rojos viejos, y la represión y normalización del souvenir de las naciones de las que no se puede venir, mil bibliotecas con dos tomos y niños que transportan fardos sobre los lomos. ¡Culturas! Lo llaman los muy caraduras.
Además de sangrar al contribuyente, la verbena cortesana es estupefaciente. Viven en mundos del hombre del saco, inspirados en el realismo checoslovaco, dedicándole odas al olor de sobaco. No es por tanto raro que les agraden novísimas elucubraciones metafísicas tales como la Cubaluña estatuyente y sus numerosísimas místicas, la política exterior zapatética y demás paridas y paridades paritarias peripatéticas, o la ultimísima innovación excéntrica y sus artes negras, apercibido de condenas pías, paz, mentiras, licantropías que abogan por la bondad de la transaccional etalogía.
Que hartazo. Llenan los cazos por arrear goyescos hondazos.

AG.