sábado, julio 21, 2007

Vuelve la censura fascista 21 años después: Aznar secuestra la revista "El jueves" por injurias a La Corona

DECENAS de miles de personas se manifestaron ayer en la Puerta del Sol de Madrid contra la vuelta de la censura fascista. Hacía 21 años que no se censuraba un medio de comunicación y ha tenido que ser (cómo no)el Partido Popular con el Presidente Aznar y los jueces afines a la cabeza el que nos recuerde tiempos pasados que creímos ya superados. A la concentración, convocada por actores, cineastas, músicos e intelectuales comprometidos se sumaron numerosos turistas y veraneantes, además de militantes de la izquierda ecologista y miembros de la organización Greenpeace. Los manifestantes proferían consignas contra el PP y portaban pancartas con lemas como "Esto nos pasa por un gobierno facha".
El líder de la oposición, el moderado Rodríguez Zapatero se unió en esta ocasión a la comitiva y portó una de las pancartas que decía "La libertad de expresión es un derecho constitucional", arremetió con dureza contra los jueces: "esta gente no tiene escrúpulos ni sensibilidad, y además nos toman por tontos".
También el dirigente de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, exigió responsabilidades al jefe del Gobierno «que está navegando por Cancún en el yate de un empresario corrupto mientras los ciudadanos ven coartados uno de sus derechos fundamentales».
«Si quieren otro Iraq, lo van a tener», manifestó el secretario de Organización socialista, José Blanco. "Mienten a sabiendas de que sabemos que mienten. Es un escándalo. Pero no vamos a consentir que se laven las manos y se vayan de rositas mientras España retrocede a épocas fascistas. Empezaron con el tabaco, después las hamburguesas grandes, más tarde el vino. Sólo falta que nos obliguen a ver cada día más películas españolas".

1 comentario:

el_bibliófilo dijo...

Interesante el artículo sobre los adefesios democraticos. Este hecho forma parte de la historia de España y por supuesto ayuda a entender el movimiento antiliberal y tambien que no existen partidos que estén fuera de las ideas de la partitocracia en el parlamento español.