martes, mayo 15, 2007

Intereses daltónicos de Izquierda Unida

Por el Criticón de Cuellar

Estos Turbulentos días de precampaña electoral, iba caminando con un par de amigos por las calles de mi cuellarana villa cuando, tras observar pegados juntos en un muro los carteles de dos de las formaciones participantes en los inmediatos comicios – PARTIDO ECOLOGISTA DE LOS VERDES e IZQUIERDA UNIDA-LOS VERDES -, uno de mis acompañantes manifestó: “Estos de Izquierda Unida están tratando de confundir al personal asumiendo un ‘apellido’ que no les corresponde pues, si de lo que se trata es de dar colorido a la ‘fiesta’, fieles a sus tradicionales posicionamientos deberían haberse postulado como IZQUIERDA UNIDA- LOS ROJOS”.

El que suscribe, siempre bien dispuesto, hasta el punto de dudar, en su ingenua beatitud, incluso de aquello que suscribió el canciller teutón Bismarck de que “nunca se miente más que antes de unas elecciones, durante una guerra y después de una cacería”, le quiso corregir, alegando que tan equívoca circunstancia bien podía deberse a alguna suerte de daltonismo anímico, mal de nuevo cuño, cuyo origen pudiera ser nuestra efímera participación en la guerra de Irak, como, de haberse hallado entre nosotros proclamaría, sin duda, el gran Pepino Blanco, fiel custodio, a la par que infalible intérprete del ingente catálogo de plagas que tal conflicto ha traído al sufrido pueblo español.

El otro que venía con nosotros, a la sazón un poco poeta, y a quien ninguna de ambas opiniones satisfacía, trató de desengañarnos de nuestras erróneas apreciaciones, argumentando que la novísima afición de los inefables “camaradas” por la clorofílica tonalidad, no tenía más objeto que, en aras de la más pura estética, mimetizarse con los amenos prados y la lujuriosa vegetación, en general, de la estación primaveral en la que nos encontramos.

Yo, la verdad, no sería capaz de precisar dónde puede llegar, en su querencia por lo verde, nuestra vieja “vanguardia del proletariado”; ahora bien, no me sorprendería que llegase el día en que, para ser miembro de la coalición IZQUIERDA UNIDA, constituyera requisito indispensable pertenecer al glorioso Cuerpo de la Guardia Civil, pese a las más que ‘tirantes’ relaciones que, hasta no hace mucho tiempo mantenían los componentes de esa fuerza política con la Benemérita Institución.

El Criticón de Cuéllar

1 comentario:

Osk4R dijo...

Si quieres quetu amigo tenga una buena informacion sobre su condicion recomiendale

www.daltonicosnoanonimos.org

una web de daltonicos que quieren cambiar el mundo (algo parecido a un partido politico!) :)

Osk4R