martes, enero 23, 2007

La doctrina Blake

Parece que Anthony Blake se ha convertido en el nuevo mentor ideológico de nuestros gobernantes. Sí, ya saben, aquel que concluye sus proezas siempre con la misma frase: "no le den más vueltas: todo lo que han visto ha sido fruto de su imaginación". Vean si no: el delegado del gobierno en Madrid dice que en Alcorcón no hay bandas latinas. Pues vaya. Es lo que tienen los sms: casi un millar de jóvenes se convocan para una "expedición de castigo" contra bandas latinas que según ellos les hacen la vida imposible y resulta que se equivocan de pueblo. Además con muy mala suerte: Alcorcón debe debe ser la única ciudad sin bandas latinas de España.

Otro ferviente seguidor de Blake es Joan Saura, conseller de Interior de la Generalitat, que insiste en que en Cataluña no hay inseguridad ciudadana, pese a la manía fascistoide de los ciudadanos en considerar que les entran a robar en casa y en ocasiones hasta les matano agreden. Fachas, más que fachas. Que todo es fruto de vuestra imaginación, a ver si os enteráis.

Podríamos añadir la clarividente y novedosa descripción de Rubalcaba sobre un zulo: especie de agujero en el que guardar cosas. La imaginación nuevamente juega malas pasadas a quienes creen que las "cosas" pudieron ser los explosivos de Barajas.

Y en El Prat, las casas y las calles se agrietan a medida que las obras de los túneles del AVE avanzan. En este caso ha habido que mirarlo con más detenimiento, porque cabía la posibilidad de que el proyecto procediese de los tiempos de Alvarez Cascos, y en ese caso bien hubieran hecho los vecinos en clamar contra tamaña incompetencia. Ya saben, como aquellos agujeros que aperecieron en Guadalajara o Soria, y que amenazaban con sumir al AVE en simas insondables. Pero no: se ha comprobado que toda esta gestión corresponde a administraciones socialistas, y por tanto las grietas son, también fruto de la imaginación.

Lamentablemente, el gobierno no lo es. E igual que el dinosaurio del cuento, cuando despertamos cada mañana sigue ahí.



Germont

1 comentario:

Agustín Romero Barroso dijo...

¿Por qué no lees más y mejor?