martes, marzo 14, 2006

La tolerancia mal entendida

Como ya advirtiera Aristóteles toda virtud reside en un justo medio, que evita errores por exceso y por defecto. Toda virtud vive, pues, amenazada por el exceso, motivo por el cual necesita de la moderación. Hasta la virtud necesita de la moderación.

La tolerancia no es una excepción. Con frecuencia se la malinterpreta y se la identifica con el relativismo y la ausencia de propias convicciones. La tolerancia es el derecho a la existencia que la verdad reconoce al error, y la virtud al vicio, sabedores de que su reino repudia la imposición y la fuerza. Se tolera lo que se estima equivocado o erróneo desde la propia perspectiva. Pero quien carece de convicciones no ejerce la tolerancia: no la necesita.

Otras veces se considera a la tolerancia como un proceso unilateral, de ida pero sin vuelta. Unos deben tolerar incluso a quienes no son tolerantes. Cuando la tolerancia rebasa sus límites deja de serlo para convertirse en autrodestructiva claudicación o en cobarde derrota.

Tolerar la agresión del huésped no constituye un deber de la hospitalidad.

Bachiller

1 comentario:

Pilar dijo...

Me gusta el tema, Bachiller.
Ayer leiael un periodico gratuito, los sijs canadienses han ganado el derecho de que sus hijos vayan al colegio con kirpans (dagas ceremoniales. Pero aun les queda otra batalla en la que pretenden ganar. El puerto de Montreal obliga a sus empleados a llevar ropa de seguridad incluido casco. Pero resulta que los sijs arguyen que no puedne llevar cascos porque su religión les impide quitarse el turbante, ademas de no pueden ponerse nada envima de esa prenda ritual. La dirección del puerto les dice que se limita a aplicar el Estatuto de los trabajadores y las reformas recientes del Código Penal. Y los sijs se han quejado al Tribunal Provincial de Derechos Humanos. ¡¡¡toma ya!!!.
Mientras en Holanda,el parlamento está pendiente de un estudio de compatibilidad con la legislación europea para llevar adelante la prohibición del uso de la burka en público en todo el país. Algunos se ampara en razones de seguridad, bueno, da igual recordamos aquel mafioso que lo encarcelaron por evasión de impuestos.