viernes, febrero 08, 2008

El valor de la vida humana

Por Germont


Una curiosidad: el artículo 334 del Código Penal establece que “el que cace o pesque especies amenazadas, realice actividades que impidan o dificulten su reproducción o migración, contraviniendo las leyes o disposiciones de carácter general protectoras de las especies de fauna silvestre (...) será castigado con la pena de prisión de cuatro meses a dos años (...)”.

La ley de conservación de los espacios naturales y de la flora y la fauna establece las siguientes prohibiciones: “tratándose de animales, incluidas sus larvas o crías, o huevos, la de cualquier actuación no autorizada hecha con el propósito de darles muerte (...)”.

O sea, que si piso la larva o rompo el huevo de cualquier especie protegida, pueden caerme dos años de cárcel.

El PSOE pretende ahora que el aborto sea libre hasta los siete meses del feto.

Que cada cual saque sus conclusiones.

Germont

2 comentarios:

Eureka dijo...

Es sin duda lo más lamentable, el poco respeto a la vida humana, la mezquindad, el egoísmo que se esconde tras su pretendida progresía...

Lugo liberal dijo...

¿A quién salvaría usted primero, a su perro o a un extraño si ambos se estuvieran ahogando? La respuesta dependerá de su sistema de valores. Una de las más obvias y significantes diferencias entre valores laicos y judeo-cristianos conciernen el valor humano. Una de las ironías más grandes del humanismo laico es que devalúa el valor de los seres humanos. Tan irónico como pueda sonar, el sistema de valores judeo-cristiano, basado en Dios, le da al ser humano algo infinitamente más valioso y significativo que cualquier otro sistema de valores humanístico.
http://www.libertaddigital.com/index.php?action=desaopi&cpn=24039