martes, abril 17, 2007

Telemadrid tiene parte de razón

Toni Soler, el mismo que llamó a los de Ciutadans-Partido de la Ciudadanía "fachas"; y uno de los máximos exponentes de la Congregación para la Doctrina de la Fe Nacionalista, lo ha dejado escrito hoy en las páginas de La Vanguardia:

[...] en efecto, en Catalunya placas y rótulos oficiales están sólo en catalán, no hay enseñanza pública en castellano -excepto en casos individuales- y en determinados ámbitos el conocimiento del catalán es obligatorio. Lo relevante es que, para los autores del reportaje, esto es motivo de escándalo, mientras que para una mayoría de los catalanes es una política no sólo lógica y justa, sino también necesaria para garantizar la supervivencia del catalán, objetivo que en este país compartimos muchos, y no sólo los catalanohablantes.

[...] De nada sirve decir que no hay conflicto, que no se discrimina el castellano y que cualquier niño puede ser escolarizado en la lengua que desee. Eso no, señores, porque no es cierto; un poco de coraje. Aceptemos que hay un problema, varios problemas: el de los que están hartos de la normalización del catalán, y el de los que intentamos seguir viviendo en catalán en nuestro propio país. Admitamos que, por mandato democrático, la política lingüística de la Generalitat discrimina el castellano, y expliquemos por qué.

Bueno, bueno. Muy sincero. Ya hemos dado un paso más señor Soler, de momento algunos ya empiezan a admitir que se discrimina a los castellanoparlantes en Cataluña.

vía Hemiplejía Moral