lunes, abril 02, 2007

De la sequía a la inundación


Por Inmaculada Sánchez Ramos


Después de la excarcelación, de facto, de De Juana y la espléndida respuesta ciudadana en diversas manifestaciones, culminada con el colofón de la manifestación de 10 de mayo en Madrid, llama, profundamente, la atención la alta actividad que se está llevando a cabo en lo que a detenciones y desmantelamiento de comandos de ETA se refiere. Hemos pasado de una parálisis provocada a una actividad más que apañada -y quizá amañada- y, lo que es más sospechoso, es que se dicha actividad se concentra en un espacio de tiempo muy breve.


A modo de ejemplo, vemos que en menos de 24 horas se golpea la célula Donosti, donde se detienen al menos diez presuntos etarras e intercepta 170 Kg de material explosivo y, casi en el mismo día, se detiene en Navarra a un presunto etarra que parece ser Josefa González Pavón. No tengo el dato concreto, pero en una semana se han dado más golpes a ETA casi que en toda la legislatura.


Pues bien, las primeras detenciones que se produjeron, sinceramente, me congratularon, sin embargo, este cambio de ritmo, sin razón aparente, me lleva rondando por la cabeza varios días. No tiene sentido, o quizá tenga mucho sentido y el que le encuentro no me satisface lo más mínimo. Señores, se admiten ideas.

Inmaculada Sánchez Ramos

Desde la Libertad

2 comentarios:

El Cerrajero dijo...

Así es como lo veo yo --y perdón por la autocita-- ETA: se acabó la pazzzzz.

Walrus dijo...

Lo que me parece increíble de este gobierno es que las personas que tenemos problemas respiratorios tengamos, si es que queremos conservar nuestra salud, nuestra libertad deambulatoria limitada. Con la ley antitabaco lo único que se ha conseguido es que casi la totalidad de los locales se hayan habilitado para los fumadores, de manera que los nos fumadores si queremos acceder a ellos tenemos que arriesgar nuestra salud contra nuestra voluntad. Sin embargo si sucediera como en otros países que también al reclamo de la UE, han producido leyes antitabaco, como Italia e Irlanda, dónde esta prohibido fumar en todos los locales, los fumadores podrían seguir fumando en la calle o en su hogar sin tener porque perjudicar otra salud que no sea la propia.