jueves, febrero 22, 2007

Suspenden un juicio en Lérida al no traducir al castellano el auto tras solicitarlo el letrado



La juez de la Sala de lo Penal número 2 de Lleida suspendió ayer la celebración de un juicio porque no se había procedido a la solicitud de traducción del catalán al castellano del auto del caso. La solicitud de la traducción se tramitó en setiembre del año pasado, cuando el abogado recibió el auto, escrito en catalán en su 90 por ciento. Al no haberse realizado la traducción, el abogado de la defensa argumentó una posible indefensión de su cliente, por lo que solicitó la suspención del juicio hasta que se procediera a su traducción.

El acusado, de origen griego, habría robado dos televisores en Balaguer en junio del año pasado, momento en el que fue detenido por los agentes de la autoridad. Al mismo tiempo, se habría descubierto al acusado en posesión de un pasaporte falsificado. Desde el momento de su detención, se encuentra ingresado en prisión preventiva, donde lleva ocho meses.

Con todo, el juicio ya tiene nueva fecha, el próximo siete de marzo, día en el que supuestamente el auto ya se habrá traducido al castellano y los testigos habrán sido citados.

Otros conflictos lingüísticos se han sucedido en los juzgados de Lleida en los últimos tiempos. En noviembre de 2005, por ejemplo, una jueza se vio obligada a hacer uso de un intérprete ante la negativa de uno de los testigos de un juicio a testificar en castellano, argumentando que tenía derecho a expresarse en catalán. Unos días más tarde, la misma jueza de la Sala de lo Penal número 2 tuvo que buscar una solución improvisada, y la funcionaria judicial tuvo que hacer de intérprete ya que un abogado se negó a hablar e castellano.

En diciembre de ese mismo año, el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya obligó a la Generalitat, mediante una sentencia, a suspender la obligatoriedad de saber catalán entre los requisitos para poder formar parte de la bolsa de interinos de justicia.

Fuente: La Mañana

Publicado en Barcelona Liberal

1 comentario:

Josep Tarrés dijo...

Es todo tan surrealista. El lenguaje debería servir para que nos entendiéramos mejor, no para lo contrario.

En fin, cosas veredes...