domingo, septiembre 17, 2006

Menos mal que nos queda Senegal

Algo así debió pensar el gobierno de Rodríguez cuando, en su creciente y buscado aislamiento internacional, se vio en la ocasión de poder escenificar un gesto de autoridad a lo gran potencia. Hasta allí se fueron Rubalcaba y de la Vega, nada menos que Ministro del Interior y Vicepresidenta del Gobierno de España, para instruir a los gobernantes senegaleses en el cumplimiento de sus obligaciones respecto al control de fronteras.

Tal vez pensaron que, como antaño, a los negritos del Africa tropical se les podía convencer con bisutería, espejitos o papel albal, gran magia del hombre blanco. Pero no: los gobernantes senegaleses serán negros, pero no tontos, y saben perfectamente que tienen en sus manos un grifo semejante al que viene usando nuestro querido vecino austral, el rey Mohammed. Tú me pagas y yo cierro el grifo de emigrantes. Un par de patrulleras por aquí, unas inversiones por allá, alguna aportación a fondo perdido para vencer la tradicional incomprensión del Africa profunda hacia la Europa colonial... y así hasta que se nos acabe el dinero, en cuyo momento volveremos a abrir la compuerta de los cayucos (por cierto: antes eran pateras. Yo aún no atino a ver la diferencia, ¿es cuestión de eslora o de procedencia?).

Total, que tenemos en Canarias casi más senegaleses que en Dakar, que según Google es la capital de Senegal. Y ahora resulta que Senegal, después de haber contado los abalorios que el hombre y la mujer blancos les dejaron, estima que no son suficientes y rechaza la devolución de sus súbditos en costosísimos vuelos con más policías que pasajeros.

Le sugeriría a Rodríguez que aproveche esos miles de senegaleses curtidos y fibrosos, los alimente bien, los equipe adecuadamente con unas capas blancas, turbantes y lanzas, y se monte una versión progresista de la Guardia Mora. La Guardia Senegalesa, o tal vez la Guardia Solidaria. A fin de cuentas, ya se ha creado una división militar que depende directamente de presidencia. Qué menos que dotarse de una guardia personal vistosa y colorista. Sería la envidia de nuestros nuevos amigos No Alineados, pero sí alienados.



Germont

3 comentarios:

pepe libre dijo...

Suscribo al 100% la propuesta de una guarda senegalesa, pero que la destinen a cuidar a la primera dama y a las ninyas de ZP, a ver si vamos a tener problemas.
Por cierto, no se como va eso del foro liberal, pero aqui va una pagina que creo puede ser de interes a los aficionados a este foro (es el blog libre, sin censuras, de Pepenio Blanco):
http://elcuadernolibredepepeblanco.blogspot.com

El Cerrajero dijo...

Los cayucos, los paraísos fiscales y las vacaciones pagadas en las Islas Canarias al ministro del Interior senegalés

gataparda dijo...

pepe:

¿De dónde te has sacado que es un blog libre y sin censuras?

Los tres comentarios que he puesto han sido censurados, y prometo que no había ningún insulto en ellos, solo preguntas.