jueves, febrero 16, 2006

No es paz

No es paz lo que necesita el País Vasco. La paz es la ausencia de guerra, y para que haya guerra es preciso que se den dos bandos enfrentados que ejerzan la violencia. No es ésta la situación vasca, y por lo tanto la constante reclamación de paz como objetivo a alcanzar es meramente retórica, por no decir falsa. En el País Vasco unos, siempre los mismos, asesinan, agreden, intimidan, coaccionan, secuestran, persiguen y acosan a otros, siempre los mismos también.

Lo que el País Vasco necesita, y ése sí sería el remedio a todos sus males, es justicia, es legalidad. Nada más. Tan simple y al propio tiempo tan difícil como eso. Y así como por la paz a menudo se han pagado precios, y a menudo también los ha merecido, por la justicia y la legalidad nunca hay que pagar: es un derecho de los ciudadanos de un Estado democrático.

Pienso que las constantes invocaciones a la paz por parte del gobierno y de los nacionalistas son una trampa para vendernos lo que no es. Y por parte de la oposición popular un error de procedimiento. Hay que exigir justicia y ley en el País Vasco. Y tras ellas vendrá la libertad


Germont

1 comentario:

Tántalo dijo...

Allí donde la justicia no es fuerte, es preciso que sea justa la fuerza.